Clexane®                                                             

Solución inyectable

(Enoxaparina sódica)                                                     

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada jeringa contiene:

Enoxaparina sódica              20 mg           40 mg             60 mg             80 mg            100 mg
equivalente a                     2 000 U.I.      4 000 U.I.        6 000 U.I.        8 000 U.I.      10 000 U.I.

Agua inyectable c.b.p.         0.2 ml            0.4 ml              0.6 ml              0.8 ml             1.0 ml

Solución inyectable estéril libre de pirógenos contenida en jeringas prellenadas listas para usarse.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

Profilaxis de la enfermedad tromboembólica venosa en particular la que puede asociarse con cirugía ortopédica o general.

Profilaxis de la enfermedad tromboembólica venosa en pacientes no quirúrgicos debida a enfermedad aguda incluyendo insuficiencia cardiaca falla respiratoria infecciones graves enfermedades reumáticas.

Tratamiento de trombosis venosa profunda con o sin embolia pulmonar.

Prevención de la formación de trombos en la circulación extracorpórea durante la hemodiálisis.

Tratamiento de angina inestable e infarto al miocardio no de onda Q administrado de manera concomitante con ácido acetilsalicílico.

 

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Farmacodinamia: La enoxaparina sódica es una heparina de bajo peso molecular con peso molecular promedio de aproximadamente 4 500 daltones. En el sistema purificado in vitro la enoxaparina sódica tiene una alta actividad anti-Xa (aproximadamente 100 U.I./mg) y una baja actividad antiIIa o antitrombina (aproximadamente 28 U.I./mg).

Los parámetros farmacodinámicos estudiados en voluntarios sanos fueron comparables con concentraciones de enoxaparina sobre el rango de 100-200 mg/ml.

Farmacocinética:

Características generales: Los parámetros farmacocinéticos de la enoxaparina sódica se han estudiado principalmente en términos del curso temporal de la actividad anti-Xa plasmática y también de la actividad antiIIa en el rango de dosis recomendadas después de una o repetidas administraciones subcutáneas y después de una administración intravenosa.

La determinación cuantitativa de las actividades farmacocinéticas anti-Xa y antiIIa se efectuó con métodos amidolíticos validados con sustratos específicos y un estándar de enoxaparina calibrado contra el estándar internacional para heparinas de bajo peso molecular (NIBSC).

Biodisponibilidad y absorción: La biodisponibilidad absoluta de la enoxaparina sódica después de la inyección subcutánea con base en la actividad anti-Xa es cercana al 100%. El volumen de inyección y la concentración de la dosis en el rango de 100-200 mg/ml no afectan los parámetros farmacocinéticos en voluntarios sanos.

El promedio máximo de actividad anti-Xa plasmática se observó 3 a 5 horas después de la administración subcutánea y alcanzó aproximadamente 0.2 0.4 1.0 y 1.3 U.I./ml de anti-Xa después de la administración subcutánea única de dosis de 20 mg 40 mg 1 mg/kg y 1.5 mg/kg respectivamente.

La farmacocinética de la enoxaparina es lineal en el rango de dosis recomendadas. La variabilidad intra e interpaciente es baja. Después de la administración subcutánea repetida de 40 mg al día y de 1.5 mg/kg al día en voluntarios sanos el estado estable se alcanza el segundo día con una proporción de exposición promedio aproximadamente 15% mayor que lo observado después de la administración de una sola dosis. Los niveles de actividad de enoxaparina en el estado estable son predecibles por una farmacocinética de dosis única. Después de la administración subcutánea repetida de un régimen de 1 mg/kg dos veces al día el estado estable se alcanza desde el día 3 a 4 con una exposición promedio aproximadamente 65% mayor a la observada después de la administración de una sola dosis y con concentraciones pico y valle promedio de cerca de 1.2 y 0.52 U.I./ml respectivamente. Con base en la farmacocinética de la enoxaparina sódica esta diferencia en el estado estable es predecible y se encuentra dentro del rango terapéutico.

La actividad antiIIa plasmática observada después de la administración subcutánea es aproximadamente 10 veces menor que la actividad anti-Xa. El promedio máximo de actividad anti-IIa se observó aproximadamente 3 a 4 horas después de la administración subcutánea y alcanza 0.13 U.I./ml y 0.19 U.I./ml después de la administración repetida de 1 mg/kg dos veces al día y de 1.5 mg/kg una vez al día respectivamente.

Distribución: El volumen aparente de distribución de la actividad anti-Xa de la enoxaparina sódica es aproximadamente 5 l y es cercano al volumen sanguíneo.

Eliminación y metabolismo: La enoxaparina sódica es un fármaco de baja depuración cuya depuración anti-Xa plasmática promedio es de 0.74 l/h después de una perfusión intravenosa de 1.5 mg/kg durante 6 horas. La eliminación es monofásica con una vida media que varía aproximadamente de 4 horas después de una dosis subcutánea a 7 horas después de dosis repetidas.

La enoxaparina sódica se metaboliza principalmente en el hígado mediante desulfatación y/o despolimerización a compuestos de menor peso molecular con potencia biológica muy reducida. La depuración renal de los fragmentos activos representa cerca de 10% de la dosis administrada mientras que la excreción renal total de los frag­mentos activos e inactivos representa 40% de la dosis.

Características en poblaciones especiales:

Pacientes de edad avanzada: Con base en los resultados de un análisis farmacocinético poblacional se concluyó que cuando la función renal es normal el perfil cinético de la enoxaparina sódica en sujetos de edad avanzada es igual al de sujetos jóvenes. Sin embargo los pacientes de edad avanzada pueden presentar eliminación reducida de la enoxaparina sódica debido a que la función renal disminuye con la edad (véase Precauciones generales y Dosis y vía de administración).

Insuficiencia renal: Se ha observado una relación lineal entre la depuración plasmática anti-Xa y la depuración de creatinina en el estado estable lo que indica que la depuración de enoxaparina sódica disminuye en pacientes con función renal reducida. La exposición anti-Xa representada por el área bajo la curva (ABC) en el estado estable se incrementa marginalmente en caso de insuficiencia renal leve (depuración de creatinina 50-80 ml/min) y moderada (depuración de creatinina 30-50 ml/min) después de la administración subcutánea repetida de una dosis diaria de 40 mg. En pacientes con insuficiencia ­renal grave (depuración de creatinina < 30 ml/min) el ABC en el estado estable se incrementa significativamente 65% en promedio después de la administración subcutánea repetida de una dosis diaria de 40 mg (véase Precauciones generales y Dosis y vía de administración).

Peso corporal: Después de la administración subcutánea repetida de una dosis de 1.5 mg/kg diarios el ABC promedio de la actividad anti-Xa en el estado estable es marginalmente superior en voluntarios sanos obesos (IMC 30-48 kg/m²) en comparación con sujetos control no obesos mientras que el área máxima (Amáx) no se incrementa. En sujetos obesos a los que se aplica el medicamento por vía subcutánea existe una eliminación menor a la calculada sólo por peso corporal.

Cuando se administró una dosis que no había sido ajustada al peso corporal se encontró que al aplicar una dosis subcutánea única de 40 mg la exposición a anti-Xa es 52% mayor en mujeres de bajo peso (< 45 kg) y 27% mayor en hombres de bajo peso (< 57 kg) en comparación con sujetos control de peso normal (véase Precauciones generales).

Hemodiálisis: En un estudio realizado la velocidad de eliminación permaneció inalterada pero el ABC se ­duplicó con respecto a la población control después de la administración intravenosa de una dosis de 0.25 ó 0.50 mg/kg.

Eficacia clínica:

Datos clínicos en el tratamiento de angina inestable e infarto al miocardio no de onda Q: En un amplio estudio multicéntrico se reclutaron 3 171 pacientes en la fase aguda de angina inestable o con infarto al miocar­dio no de onda Q los cuales fueron distribuidos aleatoriamente para recibir en asociación con ácido acetilsalicílico (100 a 325 mg diarios) ya fuese 1 mg/kg de enoxaparina sódica subcutánea cada 12 horas o heparina no fraccionada intravenosa ajustada con base en el ­tiempo de tromboplastina parcial activada (TTPa). Los ­pacientes fueron tratados en el hospital por un mínimo de 2 días y un máximo de 8 días hasta lograr la estabilización clínica al realizarse procedimientos de revascularización o bien ser dados de alta. Adicionalmente se dio seguimiento a los pacientes hasta por 30 días. En comparación con la heparina la enoxaparina sódica redujo significativamente la incidencia de angina recurrente de infarto al miocardio y de fallecimientos con una reducción del riesgo relativo de 16.2% al día 14 el cual se mantuvo durante un periodo de 30 días. Además un menor número de pacientes del grupo de enoxaparina sódica tuvieron que ser sometidos a revascularización con angioplastia coronaria transluminal percutánea (ACTP) o realización de bypass de la arteria coronaria (CABG) (15.8% de reducción del riesgo relativo al día 30).

 

CONTRAINDICACIONES:

Hipersensibilidad a la enoxaparina sódica la heparina o sus derivados incluyendo otras heparinas de bajo peso molecular o bien a los componentes de la fórmula.

Sangrado mayor activo y condiciones con alto riesgo de hemorragia incontrolada incluyendo enfermedad vascular cerebral (EVC) hemorrágica reciente.

 

PRECAUCIONES GENERALES:

Las heparinas de bajo peso molecular no deben usarse de manera intercambiable debido a que difieren en su proceso de fabricación peso molecular actividad anti-Xa específica unidades y dosificación. Esto da como resultado diferencias en la farmacocinética y en sus actividades biológicas asociadas (por ejemplo actividad antiIIa e interacciones con las plaquetas). Por tanto se requiere atención especial y apego a las instrucciones de uso específico de cada uno de los fabricantes de los productos medicinales patentados.

Anestesia espinal/epidural: Como con otros anticoagulantes se han presentado casos de hematomas neuroaxiales reportados con el uso concomitante de enoxaparina sódica y anestesia espi­nal/epidural lo que puede resultar en parálisis a largo plazo o permanente. Estos eventos son raros con enoxaparina sódica a la dosis de 40 mg una vez al día o inferiores. El riesgo es más gran­de con regímenes de dosificación más altos de enoxaparina sódica con el uso de catéteres epidura­les postope­ratorios o con el uso concomitante de fármacos que afectan la hemostasis como los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) (véase Interacciones medicamentosas y de otro género). El riesgo también parece aumentar con la punción neuroaxial repetida o traumática.

Para reducir el riesgo potencial de sangrado asociado con el uso concomitante de enoxaparina sódica y anestesia/analgesia espinal o epidural se debe considerar el perfil farmacocinético del fármaco (véase Farmacocinética y farmacodinamia). La colocación o remoción del catéter se realiza mejor cuando el efecto anticoagulante de la enoxaparina es bajo.

La colocación o remoción de un catéter debe postergarse de 10-12 horas después de la administración de dosis profilácticas de enoxaparina sódica para la TVP considerando que los pacientes que están recibiendo dosis más altas de enoxaparina sódica (1 mg/kg dos veces al día o 1.5 mg/kg una vez al día) requerirán retrasos más largos (24 horas). La dosis subsecuente de enoxaparina sódica debe administrarse no antes de 2 horas después de haber retirado el catéter.

Si el médico decide administrar anticoagulación en el contexto de la anestesia espinal/epidural se debe ejercer vigilancia extrema y monitoreo frecuente para detectar cualquier signo o síntoma de daño neurológico como dolor en la línea media de la espalda déficit sensoriales y motores (entumecimiento o debilidad en las extre­midades inferiores) disfunción intestinal y/o de la vejiga. Debe instruirse a los pacientes para que informen a su médico inmediatamente si experimentan cualquiera de los signos o síntomas anteriores. Si se sospecha de signos o síntomas de hematoma espinal es necesario el diagnóstico y tratamiento urgente incluyendo la descompresión de la médula espinal.

Trombocitopenia inducida por heparina (TIH): La enoxaparina sódica debe usarse con extrema precaución en pacientes con antecedentes de TIH con o sin trombosis. El riesgo de TIH puede persistir por varios años. Si se sospecha de antecedentes de TIH las pruebas de agregación plaquetaria in vitro tienen un valor limitado para pronóstico. En tal caso la decisión de usar enoxaparina sódica debe tomarse sólo consultando a un especialista en el área.

Procedimientos percutáneos de revascularización coronaria: Para minimizar el riesgo de sangrado después de la intervención vascular durante el tratamiento de angina inestable la sonda de acceso vascular deberá permanecer en su lugar por 6 a 8 horas después de una dosis subcutánea de enoxaparina sódica. La siguiente dosis programada debe ser administrada no antes de 6 a 8 horas después de remover la sonda. El sitio del procedimiento deberá ser observado por si aparecen signos de sangrado o formación de hematoma.

Mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas mecánicas: No se cuenta con estudios suficientes sobre el uso de enoxaparina sódica para la prevención de enfermedad tromboembólica en mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas mecánicas. En un estudio clínico realizado en mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas mecánicas a las que se
administró enoxaparina sódica (1 mg/kg dos veces al día) para reducir el riesgo de trombos/émbolos 2 de 8 mujeres desarrollaron coágulos que resultaron en bloqueo de la válvula y que condujeron a la muerte de la madre y del feto. Han sido aislados los reportes postcomercialización de trombosis por válvula en mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas mecánicas mientras se les administraba enoxaparina sódica para la prevención de trombos/émbolos. Las mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas mecánicas pueden estar en alto riesgo de padecer una enfermedad tromboembólica.

Hemorragia: Como con otros anticoagulantes se puede presentar sangrado en cualquier sitio (véase Reacciones secundarias y adversas).

Si se presenta sangrado debe investigarse el origen de la hemorragia e instituirse el tratamiento adecuado.

Precauciones para el uso: No se administre por vía intramuscular.

La enoxaparina sódica al igual que cualquier otra terapia anticoagulante debe usarse con precaución en condiciones de mayor potencial de sangrado como:

Alteraciones de la hemostasia.

Antecedentes de úlcera péptica.

Ataque de isquemia transitoria (AIT) reciente.

Hipertensión arterial severa no controlada.

Retinopatía diabética.

Cirugía neuro u oftalmológica reciente.

Uso concomitante de medicamentos que afecten la hemostasia (véase Interacciones medicamentosas y de otro género).

Prótesis valvulares cardiacas mecánicas: No se ha estudiado suficientemente el uso de enoxaparina sódica para la prevención de trombos/émbolos en pacientes con prótesis valvulares cardiacas mecánicas. Se han reportado casos aislados de trombosis por prótesis valvulares cardiacas en pacientes con prótesis valvulares cardiacas mecánicas a los que se administró enoxaparina sódica para la prevención de trombos/émbolos. Los factores de confusión como enfermedades subyacentes y datos clínicos insuficientes limitan la evaluación de estos casos. Algunos de estos casos fueron mujeres embarazadas cuya trombosis condujo a la muerte de la madre y del feto. Las mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas pueden estar en alto riesgo de padecer una enfermedad tromboembólica (véase Mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas mecánicas).

Hemorragia en pacientes de edad avanzada: No se ha observado incremento en la tendencia de sangrado en pacientes de edad avanzada en los rangos de dosis profiláctica. Los pacientes de edad avanzada (en especial de 80 años o más) pueden estar en riesgo de complicaciones por sangrado en los rangos de dosis terapéuticas. Se recomienda monitoreo clínico cuidadoso (véase Dosis y vía de administración y Farmacocinética y farmacodinamia).

Insuficiencia renal: En los pacientes con insuficiencia renal hay un incremento en la exposición a la enoxaparina sódica por lo que se eleva el riesgo de sangrado. Debido a que la exposición a la enoxaparina sódica se incrementa significativamente en pacientes con insuficiencia renal severa (depuración de creatinina < 30 ml/min) se recomienda un ajuste en los rangos de dosis profiláctica y terapéutica. Aun cuando no se recomienda ajuste de la dosis en los pacientes con insuficiencia renal leve (depuración de creatinina 50-80 ml/min) y moderada (depuración de creatinina 30-50 ml/min) es aconsejable el monitoreo clínico cuidadoso (véase Dosis y vía de administración y Farmacocinética y farmacodinamia).

Peso corporal bajo: Se ha observado un incremento en la exposición a enoxaparina sódica con dosis profilácticas (sin ajuste por peso corporal) en mujeres de bajo peso (< 45 kg) y en hombres de bajo peso (< 57 kg) lo que puede conducir a un alto riesgo de sangrado. Por lo tanto es aconsejable el monitoreo clínico cuidadoso en estos pacientes (véase Farmacocinética y farmacodinamia).

Monitoreo de la cuenta plaquetaria: Con las heparinas de bajo peso molecular también existe el riesgo de trombocitopenia inducida por heparina mediada por anticuerpos. De presentarse trombocitopenia por lo general ocurre entre los días 5 y 21 después del inicio del tratamiento con enoxaparina sódica. Por lo tanto se recomienda realizar mediciones de la cuenta plaquetaria antes de iniciar el tratamiento con enoxaparina sódica y continuarlas regularmente durante el tratamiento. En la práctica si se observa una reducción significativa en la cuenta plaquetaria (30 a 50% del valor inicial) debe descontinuarse inmediatamente el tratamiento con enoxaparina sódica y administrarse al paciente una terapia alternativa.

 

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

Embarazo: En humanos no hay evidencia de que la enoxaparina sódica atraviese la barrera placentaria durante el segundo trimestre de la gestación. No hay información disponible respecto al primer y tercer trimestres.

Dado que no existen estudios adecuados y bien controlados en mujeres embarazadas y puesto que los estudios realizados en animales no siempre permiten pronosticar la respuesta humana este fármaco debe usarse durante el embarazo sólo si el médico ha establecido una clara necesidad (véase en Precauciones generales: Mujeres embarazadas con prótesis valvulares cardiacas mecánicas y Prótesis valvulares cardiacas mecánicas).

Lactancia: En ratas en periodo de lactación la concentración de 35S-enoxaparina sódica o sus metabolitos marcados es muy baja en la leche.

Se desconoce si la enoxaparina sódica inalterada se excreta en la leche humana. La absorción oral de enoxaparina sódica es improbable. Sin embargo como medida precau­toria debe recomendarse a las madres que estén recibiendo enoxaparina sódica que eviten amamantar.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Hemorragia: Como con otros anticoagulantes puede presentarse sangrado en presencia de factores de riesgo asociados como: lesiones orgánicas susceptibles de sangrar procedimientos invasivos o uso de medicamentos que afecten la hemostasis (véase Precauciones generales e Interacciones medicamentosas y de otro género).

Se han reportado hemorragias severas incluyendo sangrado retroperitoneal e intracraneal. Algunos de estos casos han sido letales.

Existen reportes de hematomas neuroaxiales con el uso concomitante de enoxaparina sódica y anestesia espinal/epidural o punción espinal. Tales eventos han resultado en grados variables de lesiones neurológicas que incluyen parálisis a largo plazo o permanente (véase Precauciones generales).

Trombocitopenia: Se ha reportado trombocitopenia moderada transitoria y asintomática durante los primeros días de terapia. Existen escasos reportes de casos de trombocitopenia inmunoalérgica con trombosis. En algunos casos la trombosis estuvo complicada por infarto de algún órgano o isquemia de algún miembro (véase en Precauciones generales: Monitoreo de la cuenta plaquetaria).

Reacciones locales: Después de la inyección subcutánea de enoxaparina sódica puede presentarse dolor hematoma e irritación local ligera. En raras ocasiones se han observado en el sitio de inyección nódulos inflamatorios sólidos que no son encapsulamientos quísticos de enoxaparina sódica. Éstos se re­suelven después de pocos días y no deben causar la descontinuación del tratamiento. Se han reportado casos excepcionales de necrosis cutánea en el sitio de inyección con las heparinas y las heparinas de bajo peso molecular. Estos fenómenos son precedidos generalmente por placas eritematosas o púrpura infiltradas y dolorosas. En estos casos debe descontinuarse el tratamiento con enoxaparina sódica.

Otros: Aunque son raras pueden ocurrir reacciones alérgicas sistémicas o cutáneas (erupciones bulosas) incluso reacciones anafilactoides. En algunos casos puede ser necesario descontinuar el tratamiento.

Se han reportado muy raros casos de vasculitis cutánea por hipersensibilidad.

Se han reportado aumentos asinto­máticos reversibles en los conteos plaquetarios y las concentraciones de enzimas hepáticas.

 

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Se recomienda descontinuar los agentes que afectan la hemostasis antes de la terapia con enoxaparina sódica a menos que estén estrictamente indicados. Esto incluye a medicamentos como:

Salicilatos sistémicos ácido acetilsalicílico y AINEs incluyendo ketorolaco.

Dextrán 40 ticlopidina y clopidogrel.

Glucocorticoides sistémicos.

Trombolíticos y anticoagulantes.

Otros agentes antiplaquetarios incluyendo antagonistas de glucoproteínas IIb/IIIa.

Si está indicada la combinación la enoxaparina sódica debe usarse bajo estrecho monitoreo clínico y de laboratorio cuando proceda.

 

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

En las dosis usadas para profilaxis de enfermedad tromboembólica venosa (ETV) la enoxaparina sódica no influye significativamente sobre el tiempo de sangrado y las pruebas generales de coagulación ni afecta la agregación plaquetaria o la unión de fibrinógeno a las plaquetas. A dosis más altas puede presentarse incremento en el TTPa (tiempo parcial de tromboplastina activada) y TCA (tiempo de coagulación activado). Los incrementos en el TTPa y TCA no se correlacionan linealmente con el aumento de la actividad antitrombótica de la enoxaparina sódica y en consecuencia son inapropiados y no confiables para el monitoreo de la actividad de la enoxaparina sódica.

 

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS MUTAGÉNESIS TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

Estudios en animales no han revelado ninguna evidencia de fetotoxicidad o teratogenicidad. En la rata preñada es mínima la transferencia de 35S-enoxaparina sódica al feto a través de la placenta.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Profilaxis de trombosis venosa en pacientes quirúrgicos: En pacientes con riesgo moderado de ETV (por ejemplo cirugía abdominal) la dosis recomendada de enoxaparina sódica es de 20 mg una vez al día mediante inyección subcutánea. En cirugía general la primera inyección debe aplicarse 2 horas antes del procedimiento quirúrgico.

En pacientes con alto riesgo de ETV (por ejemplo cirugía ortopédica) la dosis recomendada de enoxaparina sódica administrada por vía subcutánea es 40 mg una vez al día iniciando 12 horas antes de la cirugía.

El tratamiento con enoxaparina sódica generalmente se prescribe por un periodo promedio de 7 a 10 días. Un tratamiento más prolongado puede ser apropiado en algunos pacientes y la enoxaparina sódica debe seguir administrándose mientras exista riesgo de trombosis venosa profunda y hasta que el paciente sea ambulatorio.

Después de la terapia inicial la terapia continuada con 40 mg una vez al día por 3 semanas ha demostrado ser benéfica en cirugía ortopédica.

Profilaxis de enfermedad tromboembólica venosa en pacientes no quirúrgicos: La dosis recomendada de enoxaparina sódica es de 40 mg una vez al día por vía subcutánea. El tratamiento con enoxaparina sódica se prescribe por un mínimo de 6 días y se continúa hasta la ambulación completa por un máximo de 14 días.

Tratamiento de trombosis venosa profunda con o sin embolia pulmonar: La enoxaparina sódica puede administrarse subcutáneamente en una sola inyección
de 1.5 mg/kg/día o en dos inyecciones diarias de 1 mg/kg.

El tratamiento con enoxaparina sódica generalmente se prescribe por un periodo promedio de 10 días. La terapia anticoagulante oral debe iniciarse cuando sea apropiado y el tratamiento con enoxaparina sódica debe continuarse hasta alcanzar un efecto anticoagulante terapéutico. (Relación internacional de normalización 2 a 3).

Tratamiento de angina inestable e infarto al miocardio no de onda Q: La dosis recomendada de enoxapa­rina sódica es de 1 mg/kg cada 12 horas la cual debe ser administrada mediante inyección subcutánea y de manera concomitante con ácido acetilsalicílico oral (100 a 325 mg una vez al día). En estos pacientes el tratamiento con enoxaparina sódica debe prescribirse por un mínimo de 2 días y continuarse hasta la estabilización clínica. La duración habitual del tratamiento es de 2 a 8 días.

Prevención de trombos en la circulación extracorpórea durante la hemodiálisis: La dosis recomendada es de 1 mg/kg de enoxaparina sódica aplicada por vía intravascular (en la línea arterial del circuito). En pacientes con alto riesgo de hemorragia la dosis debe reducirse hasta 0.5 mg/kg para acceso vascular doble o hasta 0.75 mg/kg para acceso vascular sencillo. Durante la hemodiálisis la enoxaparina sódica debe introducirse en la línea arterial del circuito al principio de la sesión de hemodiálisis. El efecto de esta dosis generalmente es suficiente para una sesión de 4 horas; sin embargo si se encuentran anillos de fibrina por ejemplo después de una sesión más prolongada que la normal puede administrarse una dosis adicional de 0.5 a 1 mg/kg.

 

 

Poblaciones especiales:

Pacientes pediátricos: La seguridad y eficacia de enoxaparina sódica no han sido establecidas en niños.

Pacientes de edad avanzada: En los pacientes de edad avanzada no se requiere ajuste de la dosis a menos que la función renal esté deteriorada (véase Precauciones generales Farmacocinética y farmacodinamia y Dosis y vía de administración).

Insuficiencia renal grave: Se requiere ajuste de dosis en los pacientes con insuficiencia renal grave (depuración de creatinina < 30 ml/min) de acuerdo con las siguientes tablas debido a que la exposición a la enoxaparina sódica se incrementa significativamente en esta población de pacientes.

Rangos de dosis terapéuticas:

 

 

El ajuste de dosis recomendado no es aplicable para hemodiálisis.

Insuficiencia renal leve y moderada: Aun cuando no se recomienda ajuste de la dosis en los pacientes con insuficiencia renal leve (depuración de creatinina 50-80 ml/min) y moderada (depuración de creatinina 30-50 ml/min) es aconsejable un monitoreo clínico cuidadoso.

Insuficiencia hepática: En ausencia de estudios clínicos debe tenerse precaución en pacientes con insuficiencia hepática.

Método de administración subcutánea profunda: La jeringa prellenada está lista para su uso inmediato. La inyección debe administrarse preferentemente con el paciente recostado. La enoxaparina sódica se administra mediante inyección subcutánea profunda. No se debe expulsar la burbuja de aire de la jeringa antes de la inyección para evitar la pérdida del fármaco al usar jeringas prellenadas de 20 y 40 mg. La administración debe alternarse entre la pared abdominal anterolateral y posterolateral izquierda y derecha.

La aguja debe introducirse totalmente en sentido vertical dentro de un pliegue de piel sostenido con delicadeza entre los dedos pulgar e índice. El pliegue de piel no debe soltarse sino hasta que se haya completado la inyección. No debe frotarse el sitio de la inyección después de su aplicación.

 

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

Síntomas y gravedad: La sobredosis accidental con enoxaparina sódica administrada por vía intravascular o subcutánea puede conducir a complicaciones hemorrágicas. Es improbable que la enoxaparina sódica sea absorbida después de la administración oral incluso de grandes dosis.

Antídoto y tratamiento: Los efectos anticoagulantes pueden neutralizarse considerablemente mediante la inyección intravenosa lenta de protamina. La dosis de protamina depende de la dosis de enoxaparina sódica inyectada; 1 mg de protamina neutraliza el efecto anticoagulante de 1 mg de enoxaparina sódica si la enoxaparina sódica fue administrada en las 8 horas previas.

Una infusión de 0.5 mg de protamina por cada mg de enoxaparina sódica puede administrarse si la enoxaparina sódica fue administrada más de 8 horas antes de la administración de la protamina o si se ha determinado que se requiere una segunda dosis de protamina.

Después de 12 horas de la inyección de la enoxaparina sódica puede no requerirse la administración de prota­mina. Sin embargo incluso con dosis altas de protamina la actividad anti-Xa de la enoxaparina sódica nunca se neutraliza completamente (aproximadamente un máximo de 60%) (véase la información para prescribir de las sales de protamina).

 

PRESENTACIONES:

Caja con 2 jeringas prellenadas de 20 mg/0.2 ml.

Caja con 2 jeringas prellenadas de 40 mg/0.4 ml.

Caja con 2 jeringas prellenadas de 60 mg/0.6 ml.

Caja con 2 jeringas prellenadas de 80 mg/0.8 ml.

Caja con 2 jeringas prellenadas de 100 mg/1.0 ml.

 

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C. Protéjase de la luz.

 

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance
de los niños. No se administre por vía intramuscular
o intravenosa. Literatura exclusiva para médicos.

AVENTIS PHARMA S. A. de C. V.

 

Reg. Núm. 037M92 S. S. A. IV

IEAR-04361203790/RM2004