Forken*

Tabletas   

(Amiodarona)

FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN:

Cada tableta contiene:

Clorhidrato de amiodarona 200 mg

Excipiente c.b.p. 1 tableta.

 

INDICACIONES TERAPÉUTICAS:

La amiodarona está indicada para suprimir y prevenir la recurrencia de arritmias ventriculares (fibrilación reticular recurrente y taquicardia ventricular recurrente hemodinámicamente inestable) arritmias supraventriculares y en el manejo de arritmias asociadas con cardiomiopatía hipertrófica.

 

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA:

Absorción: Al administrar oralmente el clorhidrato de amiodarona éste es absorbido en el tracto gastrointestinal lentamente y con variaciones; la biodisponibilidad absoluta de las tabletas de amiodarona promedia aproximadamente 50% variando considerablemente en rangos de 22-86%. Hasta la fecha no se ha determinado la influencia de los alimentos en la absorción del fármaco. Al administrar una dosis oral las concentraciones plasmáticas se presentan normalmente en un lapso de 3 a 7 horas (rango 2-12 horas). Una dosis única de 400 mg del fármaco administrada en adultos sanos en ayunas presentó un pico en las concentraciones plasmáticas de aproximadamente 0.15-0.7 mg/ml.

Con una terapia oral diaria de 100 a 600 mg la concentración plasmática del fármaco es aproximadamente proporcional a la dosis incrementándose en un promedio de 0.5 mg/ml por cada 100 mg de fármaco que se aumente en la dosis; sin embargo se presenta una considerable variación interindividual en las concentraciones plasmáticas obtenidas al administrar una dosis sostenida. Al mantener una administración oral continua del fármaco sin un régimen inicial de sobrecarga la concentración plasmática en el estado estacionario de amiodarona no se estabiliza hasta después de un mes y generalmente no se mantiene más de 5 meses.

Después de una administración oral crónica de amiodarona la concentración plasmática del metabolito principal N-desetilamiodarona encontrada varía aproximadamente la mitad al doble de la concentración de fármaco inalterado. Al administrar la amiodarona el inicio de la actividad antiarrítmica es muy variable; algunos pacientes presentan una respuesta terapéutica dentro de los primeros dos a tres días pero generalmente no es evidente hasta después de 1-3 semanas de iniciada la terapia siempre y cuando se haya iniciado con una dosis de sobrecarga. Basándose en la supresión de las arritmias se requieren concentraciones plasmáticas de aproximadamente 1-2.5 mg/ml para lograr un efecto terapéutico óptimo y generalmente no son necesarias concentraciones mayores a 2.5 mg/ml.

Distribución: Después de la administración oral crónica del fármaco en humanos la amiodarona y la N-dese­tilamiodarona se distribuyen ampliamente en varios fluidos y tejidos corporales incluyendo el tejido adiposo hígado pulmones bazo musculosquelético médula ósea glándulas adrenales riñones páncreas testículos saliva semen nódulos linfáticos miocardio glándula tiroides piel y cerebro.

In vitro la amiodarona está unida aproximadamente en 96% a proteínas plasmáticas principalmente albúmina. La amiodarona y su metabolito cruzan la placenta en forma limitada y se encuentran en la leche a concentraciones sustancialmente superiores a las concentraciones plasmáticas encontradas en la madre.

Eliminación: No se ha dilucidado completamente la vía de eliminación de la amiodarona sin embargo el fármaco parece ser metabolizado probablemente en el híga­do y posiblemente en el lumen intestinal y/o mucosa gastrointestinal. Al administrar amiodarona a pacientes con arritmias cardiacas (200-600 mg diarios durante 2-52 meses) el fármaco al parecer fue eliminado de forma bifásica con una vida media de eliminación inicial de 2.5 a 10 días seguida por una vida media de eliminación terminal de 53 días en promedio (26-107 días).

La vida media de eliminación del metabolito N-desetilamiodarona fue en promedio de 57 a 61 días. Aunque no se ha establecido claramente la vía metabólica datos limita­dos sugieren que el fármaco sufre circulación enterohepá­tica. La excreción renal del fármaco y su metabolito es insignificante y no son considerablemente removidos por hemodiálisis o diálisis peritoneal.

 

CONTRAINDICACIONES:

La amiodarona está contraindicada en pacientes con shock cardiogénico bradicardia sinusal marcada en pacientes con bloqueo AV de segundo o tercer grado y en pacientes con episodios de bradicardia que hayan causado síncope excepto cuando se usa concomitantemente con un marcapasos artificial. La amiodarona también está contraindicada en pacientes que presenten hipersensibilidad al fármaco.

 

PRECAUCIONES GENERALES:

e recomienda que los pacientes no se expongan al sol o se protejan del mismo durante el tratamiento.

En los pacientes que presenten antecedentes personales o familiares de enfermedad tiroidea se administrará la posología mínima activa y bajo estricta vigilancia clínica y biológica.

 

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA:

La amiodarona debe usarse durante el embarazo sólo si los beneficios potenciales a la madre justifican el posible riesgo para el feto.

Durante el embarazo el uso de la amiodarona debe restringirse al tratamiento de taquiarritmias maternales o fetales resistentes a otros agentes o que amenacen la vida del paciente. Se recomienda vigilar el funcionamiento y morfología tiroidea para detectar el hopotiroidismo neonatal el que deberá tratarse inmediatamente a fin de prevenir el desarrollo de neuroanomalidades; asimismo se deberá seguir estas indicaciones durante la lactancia.

La amiodarona se excreta en la leche humana por lo que no se recomienda su uso durante el periodo de lactancia.

 

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS:

Las reacciones secundarias más severas de la amiodarona son la toxicidad pulmonar los efectos arritmogénicos y rara vez daño al hígado. Los efectos adversos inducidos por la amiodarona a menudo son reversibles al reducir la dosis y casi siempre reversibles al descontinuar el tratamiento aunque debido a la prolongada vida media de eliminación del fármaco los efectos adversos pueden persistir por semanas o meses después de descontinuar la administración del fármaco. Las reacciones adversas que más comúnmente requieren descontinuar el tratamiento son: infiltración o fibrosis pulmonar taquicardia ventricular paroxismal falla cardiaca congestiva y elevación de las concentraciones séricas de enzima hepática.

 

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO:

Debido a la larga y variable vida media de eliminación existe la posibilidad de interacción no sólo al administrar los fármacos concomitantemente sino también cuando se administran algunos medicamentos después de descontinuar la terapia de amiodarona.

Glucósidos cardiacos: La administración conjunta de amiodarona y digoxina puede resultar en un incremento de las concentraciones de la digoxina con una subsecuente toxicidad de la misma por lo que al iniciar la terapia de amiodarona en pacientes que reciben digoxina debe asegurarse la necesidad de continuar con el glucósido y si se considera apropiado se debe descontinuar la digoxina. Si se requiere mantener la terapia se recomienda reducir la dosis de digoxina en 50% al iniciar la administración de amiodarona.

Agentes antiarrítmicos: Al emplear la terapia de amiodarona en combinación generalmente se recomienda reducir la dosis en 30 a 50% del agente antiarrítmico algunos días antes de iniciar la terapia con amioda­rona.

Rara vez se ha reportado taquicardia ventricular atípica (Torsades des pointes) cuando se administra la amiodarona con algunos agentes antiarrítmicos incluyendo disopiramida mexiletina propafenona y quinidina. La amiodarona debe usarse con precaución al administrarse concomitantemente con otros agentes antiarrítmicos particularmente los de la clase IA.

Agentes cardiovasculares: La amiodarona debe usarse con precaución en pacientes que reciben agentes bloqueadores del canal de calcio y/o agentes bloqueadores b-adrenérgicos ya que es posible la potenciación de la bradicardia sinusal arresto sinusal y bloqueo AV.

Anticoagulantes: Al parecer se presenta un incremento en el tiempo de protrombina (PT) en casi todos los ­pacientes que se trataron conjuntamente con amiodarona y anticoagu­lantes cumarínicos o indandiónicos (por ejemplo warfarina) pudiendo resultar hemorragias severas o ­fatales.

Fenitoína: Al administrar conjuntamente amiodarona y fenitoína se ha presentado un incremento de las concentraciones séricas de fenitoína al doble o triple de las concentraciones normales causando en algunos pacientes síntomas de toxicidad como son nistagmo ataxia y letargo.

 

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO:

Pueden presentarse alteraciones en las pruebas de función tiroidea.

 

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS MUTAGÉNESIS TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD:

No se ha encontrado evidencia de mutagenicidad inducida por la amiodarona al efectuar la prueba microbiana in vitro (prueba de Ames). La amiodarona tampoco presentó mutagenicidad en la prueba lisogénica. La amiodarona ha causado efectos embriotóxicos incluyendo resorción fetal y retardo en el crecimiento durante estudios de reproducción al administrar diariamente a ratas dosis de 200 mg/kg (alrededor de 18 veces la dosis máxima de mantenimiento recomendada en humanos) y a una cepa de ratones dosis diarias de 5 mg/kg (alrededor de la mitad de la dosis máxima de mantenimiento recomendada en humanos).

Dosis superiores a 100 mg/kg diarias (alrededor de 9 veces la dosis máxima de mantenimiento recomendada en humanos) no produjeron efectos embriotóxicos en una
segunda cepa de ratones o en conejos. Estudios de reproducción en ratas machos y hembras usando diariamente dosis orales de 90 mg/kg revelaron evidencias de una reduc­ción en la fertilidad. La amiodarona y su metabolito se distribuyen en altas concentraciones en los testículos humanos y en el semen.

 

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN:

Oral.

La dosis de amiodarona debe ajustarse cuidadosamente de acuerdo con los requerimientos y respuesta individual tolerancia condiciones generales y estado cardiovascular de cada paciente.

Arritmias ventriculares: Para el manejo de arritmias ventriculares que amenacen la vida es necesario asegurar un rápido efecto antiarrítmico por lo que se requiere de la administración de dosis de sobrecarga con estrecho monitoreo y preferentemente bajo cuidados hospitalarios.

La dosis de sobrecarga para adultos generalmente es de 800-1 600 mg diarios durante 1 a 3 semanas hasta obtener la respuesta terapéutica inicial. Cuando se ha logrado el control adecuado de las arritmias o sean inminentes los efectos adversos la dosis debe reducirse a 600-800 mg diarios durante al menos un mes y reducir nuevamente a la dosis mínima de mantenimiento de 400 mg ­diariamente.

Arritmias supraventriculares: En adultos iniciar la terapia con dosis de sobrecarga de 600-800 mg diarios durante 1-4 semanas hasta lograr el control de las arrit­mias o sean inminentes los efectos adversos; posteriormente reducir a la dosis mínima efectiva de 100-400 mg diariamente.

Dosis en niños: Se ha recomendado iniciar el tratamiento con dosis de sobrecarga de 10-15 mg/kg al día por aproximadamente 4-14 días y/o hasta tener un control adecuado de las arritmias o sean inminentes los efectos adversos; posteriormente reducir la dosis a 5 mg/kg al día.

Dosis en daño renal: Al parecer no es necesario reducir la dosis en pacientes con daño renal aunque debe considerarse el riesgo de una acumulación excesiva de yodo dando como resultado posibles efectos tiroideos.

 

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL:

No se conoce la dosis letal aguda del clorhidrato de amiodarona en humanos. En general la sobredosificación de amiodarona puede producir efectos que son extensivos a los efectos farmacológicos incluyendo bradicardia sinusal y/o bloqueo cardiaco hipotensión y prolongación de QT.

El manejo de la sobredosificación debe efectuarse bajo estricta vigilancia médica y generalmente incluye medidas sintomáticas y de soporte con monitoreo de EGC y de la presión sanguínea.

No existe un antídoto específico para la intoxicación con amiodarona. Inmediatamente después de la sobredosificación se debe vaciar el estómago por emesis inducida o lavado gástrico administrando posteriormente carbón activado para minimizar la absorción.

 

PRESENTACIÓN:

Caja con 20 tabletas.

 

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO:

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.

 

LEYENDAS DE PROTECCIÓN:

Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y lactancia. No exponerse a los rayos del sol durante el tratamiento con este medicamento. El empleo de este medicamento puede producir heliosensibilización

LABORATORIOS KENDRICK S. A.

Reg. Núm. 486M98 S. S. A. IV

HEAR-106790/2001