GRÜNENTHAL DE MÉXICO, S.A. DE C.V.
 
Periférico Sur Núm. 6677, Col. Ejidos de Tepepan, Deleg. Xochimilco, 16018, México, D.F.
Tel. conmut.: (52) 5641-4488
Fax: (52) 5641-2887



TRADOL

Cápsulas

TRAMADOL, CLORHIDRATO DE


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada cápsula contiene:
Clorhidrato de tramadol...........50 mg
Excipiente, c.b.p. 1 cápsula.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS

Tratamiento de dolor moderado a severo.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA

Tramadol es un analgésico opioide agonista puro no selectivo receptores opioides, µ, d y k con una mayor afinidad por el receptor µ. Otros mecanismos que contribuyen a su efecto analgésico son inhibición de la recaptura neuronal de noradrenalina y mejoramiento de la liberación de serotonina.

Tramadol tiene un efecto antitusivo. En contraste con la morfina, la dosis analgésica del tramadol a través de un intervalo amplio no tiene efecto de depresión respiratoria. Asimismo, la motilidad gastrointestinal no es afectada. Los efectos sobre el sistema cardiovascular tienden a ser leves. Se reporta que la potencia de tramadol es de 1/10 a 1/6 la de la morfina, por lo que se considera un opioide débil.

Más de 90% del tramadol es absorbido después de su administración oral. La biodisponibilidad absoluta es de alrededor de 70%, independientemente de la ingestión concomitante de alimentos.

Después de la administración oral de 100 mg en forma líquida, la concentración plasmática máxima Cmáx es 309 ± 90 ng/ml, después de 1.2 horas. Después de la misma dosis en forma sólida oral, la Cmáx es 280 ± 49 ng/ml después de 2 horas. Tramadol tiene una elevada afinidad tisu­lar (Vd = 203 ± 40 l). El enlace a proteínas plasmáti­cas es de alrededor de 20%. Tramadol atraviesa las barreras hemoencefálica y placentaria. Se encuentran can­tidades muy pequeñas del medicamento y de su derivado O-desmetilado en la leche materna (0.1 y 0.02%, respectivamente, de la dosis aplicada).

La vida media de eliminación, t½, ß, es de 6 horas aproximadamente, independientemente de la vía de administración. En pacientes mayores de 75 años se puede prolongar por un factor de aproximadamente 1.4.

En humanos, tramadol es metabolizado principalmente por medio de N- y O-desmetilación y conjugación de los productos de O-desmetilación con ácido glucurónico. Solamente el O-desmetiltramadol es activo farmacológica­mente. Existen considerables diferencias cuantitativas interindividuales entre los demás metabolitos. Hasta ahora se han encontrado once metabolitos en la orina. Experimentos en animales han demostrado que el O-desmetiltramadol es más potente que la sustancia original por un factor de 2-4. Su vida media, t½, ß (6 voluntarios sanos), es de 7.9 h (rango de 5.4 a 9.6 horas) y es aproximadamente la del tramadol.

Tramadol y sus metabolitos son excretados casi completamente por vía renal. La excreción urinaria acumulada es de 90% de la radiactividad total de la dosis administrada. Independientemente de la vía de administración, la vida media de eliminación t½, ß es aproximadamente de 6 horas. En casos de función hepática y renal deterioradas, la vida media puede prolongarse ligeramente. En pacientes con cirrosis hepática, se han determinado vidas medias de eliminación de 13.3 + 4.9 horas (trama­dol) y 18.5 + 9.4 horas (O-desmetiltramadol), en un caso extremo, se determinó 22.3 y 36 horas, respectivamente.

En pacientes con insuficiencia renal (depuración de creatinina < 5 ml/min) los valores fueron 11 + 3.2 horas y 16.9 + 3 horas, en un caso extremo 19.5 horas y 43.2 horas, respectivamente.


CONTRAINDICACIONES

No usar TRADOL® en casos de:

Hipersensibilidad conocida a TRADOL® o a cualquiera de los excipientes.

Intoxicación aguda con alcohol, hipnóticos, analgésicos, opioides y psicotrópicos.

Pacientes que estén recibiendo inhibidores MAO o que los hayan recibido dentro de los últimos 14 días (véa­-se Interacciones medicamentosas y de otro género).

No usar TRADOL® para el tratamiento de sustitución en el retiro de narcóticos.

TRADOL® se debe usar después de una consideración cuidadosa de la relación riesgo/beneficio y de las precauciones relevantes en las siguientes situaciones:

Dependencia de opioides.

Desórdenes de la conciencia de origen desconocido, shock.

Desórdenes del centro o la función respiratoria.

Aumento de la presión intracraneal debida a lesiones en la cabeza o enfermedades cerebrales.

En pacientes sensibles a opioides, tramadol sólo se debe usar con precaución.

Se han reportado convulsiones en pacientes que recibieron tramadol a los niveles de dosis recomendadas. El riesgo se puede incrementar cuando las dosis de tramadol exceden el límite máximo recomendado de dosis diaria (400 mg). Además, el tramadol puede incrementar el riesgo de convulsiones en pacientes que reciben otros medicamentos que disminuyen el umbral para crisis epilépticas (véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Los pacientes epilépticos o aquellos susceptibles a convulsiones sólo deberán ser tratados con tramadol en circunstancias necesarias. Tramadol tiene un bajo potencial de dependencia. Su uso a largo plazo puede desarrollar tolerancia, dependencia psíquica y física. En pacientes con tendencia a abuso o dependencia de fármacos, el tratamiento con tramadol sólo se debe llevar a cabo por periodos breves bajo estricta supervisión médica.

TRADOL® no es apropiado como sustituto de pacientes dependientes de opioides. Aunque el tramadol es un agonista de opiato, no puede suprimir los síntomas de retiro de morfina.

TRADOL® no es apropiado para usarse en niños menores a 1año.


PRECAUCIONES GENERALES

Aun cuando se use de acuerdo con las instrucciones, TRADOL® puede afectar las reacciones al grado de perjudicar la seguridad al conducir, operar maquinaria y trabajar sin pleno dominio. Esto se aplica particularmente al inicio del tratamiento, cambio de otros productos medicinales a tramadol, administración con otros fármacos que actúan centralmente y, en particular, con alcohol.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA

Si durante el embarazo está indicada la analgesia con opioides, su uso debe restringir­se a dosis de tramadol únicas. Se debe evitar la administración de tramadol a largo plazo durante el embarazo, ya que el tramadol atraviesa la barrera placentaria y pueden ocurrir síntomas de supresión en el neonato debido a su habituación. Cuando se administra antes o durante el parto, tramadol no afecta la contractilidad uterina. En los neonatos puede inducir cambios en la frecuencia respiratoria que usualmente no son clínicamente relevantes.

En la leche materna sólo se excretan cantidades muy pequeñas de tramadol (aproximadamente 0.1% de una dosis i.v.). Por consiguiente, tramadol no se debe usar durante la lactancia.

Después de una administración única de tramadol usualmente no es necesario interrumpir la lactancia.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS

Se han reportado náuseas y mareos con frecuencia (más del 10%).

Ocasionalmente (1-10%) puede ocurrir vómito, estre­ñimiento, sudación, resequedad bucal, cefalea y ­aturdimiento.

En raras ocasiones (< 1%) se pueden presentar efectos sobre la regulación cardiovascular (palpitación, taqui­cardia, hipotensión postural o colapso cardiovascular). Estos efectos adversos pueden ocurrir especialmente en la administración intravenosa y en pacientes físicamente tensos.

En raras ocasiones se puede presentar irritación gastroin­testinal (sensación de presión en el estómago, indigestión gaseosa) y reacciones cutáneas (por ejemplo, prurito, erupción, urticaria).

Con muy poca frecuencia (< 0.1%) se ha observado debilidad motora, cambios en el apetito, visión borrosa y desórdenes de micción (dificultad en el paso de orina y retención urinaria). También en casos muy raros pueden ocurrir diversos efectos psíquicos secundarios después de la administración de TRADOL®, que varían individualmente en intensidad y naturaleza (dependiendo de la personalidad y duración del tratamiento). Estos incluyen cambios de estado de ánimo (usualmente, elación, ­ocasionalmente, disforia), cambios en la actividad (usualmente supresión, ocasionalmente incremento) y cambios en la capacidad cognoscitiva y sensorial (por ejemplo, comportamiento en las decisiones, desórdenes de percepción). En muy raras ocasiones también se han reportado visión borrosa, reacciones alérgicas (por ejemplo, disnea, broncospasmo, jadeo, edema angio­neurótico) y ana­filaxis.

También se ha reportado en muy raras ocasiones un empeoramiento del asma, aun cuando no se ha establecido una relación causal.

Se han reportado casos muy raros de convulsiones epileptiformes.

Han ocurrido principalmente después de la administración de dosis elevadas de tramadol o después de tratamiento concomitante con fármacos que pueden disminuir el umbral de crisis epilépticas o que por sí mismos inducen convulsiones cerebrales (por ejemplo, antidepresivos o neurolépticos).

En muy raras ocasiones se han reportado casos de aumento de la presión arterial y bradicardia.

Se han reportado casos de depresión respiratoria. Se puede presentar depresión respiratoria si se exceden considerablemente las dosis recomendadas y se administran concomitantemente otras sustancias que inducen depresión central. Se puede desarrollar dependencia. Pueden ocurrir los siguientes síntomas de supresión, similares a los que ocurren durante retiro de opioides: agitación, ansiedad, nerviosismo, insomnio, hipercinesia, temblores y síntomas gastrointestinales.

Se recomienda disminuir la dosis de TRAMADOL® en forma paulatina, cuando se decida la suspensión del medicamento.

En pocos casos aislados se ha reportado incremento de los valores de enzimas hepáticas en relación temporal con el uso terapéutico de tramadol.


INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO

TRADOL® no debe combinarse con inhibidores de la MAO.

La administración concomitante de TRADOL® con otras sustancias depresoras centrales, incluyendo el alcohol, puede intensificar los efectos sobre el SNC.

A la fecha, los resultados de estudios farmacocinéticos han demostrado que existen pocas probabilidades de que la administración concomitante o previa de cimetidina (inhibidor de enzimas) pueda dar lugar a interacciones clínicamente relevantes.

La administración simultánea o previa de carbamazepina (inductor de enzimas) puede reducir el efecto analgésico y acortar la duración de la acción.

No es recomendable la combinación de agonistas/antagonistas mezclados (por ejemplo, buprenorfina, nalbufina, pentazocina) y tramadol, puesto que el efecto analgésico de un agonista puro teóricamente puede reducirse en dichas circunstancias. Tramadol puede inducir convulsiones e incrementar el potencial de inhibidores de recaptación de serotonina, antidepresivos tricíclicos, antipsicóticos y otros fármacos que disminuyen el umbral para causar convulsiones.

Otros fármacos que se sabe inhiben CYP3A4, como ketoconazol y eritromicina, pueden inhibir el metabolismo de tramadol (O-desmetilación) y, posiblemente, también el metabolismo del metabolito O-desmetilado activo. No se ha estudiado la importancia clínica de dicha interacción.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO

No se han reportado a la ­fecha.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD

En algunos sistemas de prueba in vitro hubo evidencias de efectos mutagénicos. Estudios in vivo no mostraron efectos. De conformidad con el conocimiento que se tiene hasta ahora, tramadol se puede clasificar como no mutagénico.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN

Oral.

La dosis se debe ajustar a la intensidad del dolor y a la sensibilidad del paciente en forma individual.

Se recomienda iniciar el tratamiento escogiendo la dosis analgésica más baja; en aquellos pacientes sin exposición previa a analgésicos opoides, se recomienda comenzar titulando el medicamento, aumentándolo diariamente hasta alcanzar la dosis analgésica deseada.

TRADOL® se debe administrar a adultos y adolescentes mayores de 12 años como sigue:

Adultos y adolescentes mayores de 12 años:

Dosis diaria: 1 a 2 cápsulas de cada 4-6 horas sin exceder de 8 cápsulas al día, excepto en circunstancias especiales.

Si no se obtiene un alivio adecuado del dolor entre 30 y 60 minutos después de una sola dosis de 50-100 mg de tramadol, se podrá administrar una segunda dosis de 50 mg.

En casos de dolor severo se puede administrar como dosis inicial 100 mg de tramadol.

En general, no se debe exceder 400 mg de clorhidrato de tramadol al día. Sin embargo, es posible que sean necesarias dosis más altas para el tratamiento de dolor por tumor y dolor postoperatorio severo.

Para el tratamiento de dolor postoperatorio severo, el alivio del dolor a demanda puede requerir dosis aún mayores en las primeras horas. En general, durante 24 horas no son necesarias más que las dosis normales.

Niños: No se recomienda el uso de TRADOL® Cápsulas en menores de 12 años.

Pacientes geriátricos: Sin manifestaciones clínicas de insuficiencia hepática o renal, usualmente no es necesario un ajuste de dosis en pacientes geriátricos (hasta 75 años) sin insuficiencia hepática o renal clínicamente manifiesta.

En pacientes ancianos (mayores a 75 años) la eliminación se puede prolongar. Por consiguiente, en caso necesario el intervalo de dosis debe extenderse de acuerdo con los requerimientos del paciente.

Insuficiencia hepática y renal/diálisis: En pacientes con insuficiencia renal y/o hepática severa, la eliminación de tramadol se alarga, por lo que se debe considerar una cuidadosa prolongación del intervalo de dosis de acuerdo a los requerimientos del paciente.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL

Síntomas: En principio, en caso de intoxicación con tramadol, se pueden esperar síntomas similares a los causados por otros analgésicos con acción central (opioides). Estos incluyen en particular miosis, vómito, schok, desórdenes de la conciencia hasta coma, convulsiones y depresión respiratoria hasta paro respiratorio.

Tratamiento: Aplicar las medidas de emergencia generales. Mantener la función ventilatoria y cardiovascular dependiendo de los síntomas. Realizar vaciamiento gástrico si las condiciones lo permiten. El antídoto para depresión respiratoria es la naloxona. En casos de convulsiones se debe administrar diazepam por vía intravenosa.

El tramadol se elimina en cantidades mínimas a partir del suero por medio de hemodiálisis o hemofiltración. Por lo tanto, el tratamiento de intoxicación aguda con TRADOL® sólo con hemodiálisis o hemo­filtración no es apropiado para la desintoxicación.


PRESENTACIONES

TRADOL® Cápsulas: Caja con 10 ó 20 cápsulas en envase de burbuja.


RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.


LEYENDAS DE PROTECCIÓN

Su venta requiere receta médica.
No se deje al alcance de los niños.
El uso de este medicamento puede alterar la capacidad de reacción y provocar somnolencia, por lo que no debe ser usado en personas
que vayan a manejar vehículos ni en personas con antecedentes de crisis convulsivas.
No se administre a menores de 12 años.

Hecho en México por:

Grünenthal de México, S. A. de C. V.

Bajo licencia de:
Grünenthal GmbH

Reg. Núm. 211M88, SSA IV
EEAR-05330020451394/RM2006