CHURCH & DWIGHT, S. DE R.L. DE C.V.
 
Jaime Balmes Núm. 8, 6o. Piso, Oficinas 603 y 604, Col. Los Morales Polanco, 11510, México, D.F
Tels: Conmutador: 5580-9540 - Fax: 5280-7210
Fax: Servicio a clientes: 01 800 7173-338 - Servicio al consumidor: 01 800 926-4653



PANGAVIT PEDIÁTRICO

Solución

CIPROHEPTADINA, CLORHIDRATO DE
TIAMINA
VITAMINA B2
VITAMINA B6


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
Una vez hecha la mezcla, cada cucharadita de 5 ml contiene:

Clorhidrato de ciproheptadina.................. 2 mg

Cianocobalamina (vitamina B12)...... 250 mcg

Clorhidrato de tiamina
(vitamina B1).............................................. 20 mg

Clorhidrato de piridoxina
(vitamina B6).............................................. 10 mg

Riboflavina 5´-fosfato de sodio
(vitamina B2)................................................ 5 mg

Vehículo, c.b.p. 5 ml.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS
Orexigénico no hormonal. Estimula específicamente el apetito, el aumento de peso y el crecimiento longitudinal de los niños. Además, estimula la eritropoyesis. Está indicado en cuadros de anorexia, en pérdida de peso, en retraso del crecimiento, del desarrollo y en estados de desnutrición de los niños. En las anemias macrocíticas megaloblásticas. En las deficiencias de las vitaminas de la fórmula.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
La ciproheptadina es un agente antihistamínico H1 y antiserotonínico, posee un específico efecto estimulante del apetito, activando el centro hipotalámico del apetito. Asi mismo, promueve el aumento de peso y el crecimiento longitudinal de los niños. La ciproheptadina, administrada vía oral, se absorbe rápida y completamente. Se metaboliza en el hígado por hidroxilación y glucuronidación. El principal metabolito que aparece en la orina es un glucurónido cuaternario de amonio. Se excreta vía biliar y renal. Por lo menos 40% de la dosis aparece en la orina; sin embargo, no se detecta ciproheptadina sin modificar. Entre 2 y 20% de la dosis aparece en las materias fecales. De esta cantidad sólo 34% aparece sin transformar. La vitamina B12 (cianocobalamina) es indispensable para el crecimiento y la nutrición normales. Es esencial para la hematopoyesis normal al intervenir en la síntesis de las nucleoproteínas. Es indispensable, no sólo para la maduración de los eritroblastos, también lo es para la producción normal de todas las células epiteliales, incluyendo las del tracto gastrointestinal. Es vital para el mantenimiento de la mielina a todo lo largo del sistema nervioso. En niños deficientes ejerce una influencia favorable sobre el crecimiento. Las cobalaminas, administradas vía oral, pueden absorberse mediante dos mecanismos. El primero y más común de los mecanismos, es mediado por el factor intrínseco y está limitado a un máximo de 1.5 a 3 mcg de vitamina B12. La cianocobalamina es la forma estable de la vitamina B12; la vitamina B12, en presencia del ácido gástrico, se liga al factor intrínseco; el complejo así formado pasa al íleon y se absorbe hacia la circulación general. La vitamina B12 se liga a una globulina del plasma formando la transcobalamina II. Este complejo se distribuye por todo el organismo y se almacena en el hígado como coenzima activa (metilcobalamina), representando 90% de todas las reservas corporales de vitamina B12 (1 a 10 mg). Aunque se excreta por vía biliar, su principal vía de eliminación es renal, alcanzando una excreción máxima a las 8 horas. El segundo mecanismo de absorción es independiente del factor intrínseco y representa una absorción significativa solamente cuando se administra en cantidades mucho mayores de las que ocurren en las dietas normales. La vitamina B1 (clorhidrato de tiamina), se encuentra prácticamente desprovista de acción farmacológica. Después de su absorción gastroentérica, se transforma en pirofosfato de tiamina, coenzima esencial en el metabolismo de los carbohidratos, en la descarboxilación del ácido pirúvico y del ácido a-cetoglutárico. Participa en la regeneración de la mielina, en el correcto funcionamiento de las neuronas y en la modulación de la actividad neurotransmisora del sistema nervioso. Como pirofosfato se concentra principalmente en el hígado, el cerebro, el corazón y los riñones. Se elimina vía renal en 20-40% de la dosis, el resto mediante la sudación. La carencia de tiamina se manifiesta en forma de polineuritis periférica, con síntomas neurológicos motores y sensitivos o como patología cardiovascular. La vitamina B6 (clorhidrato de piridoxina), convertida en fosfato de piridoxal, la coenzima activa, juega un papel vital en el metabolismo de los aminoácidos y de las proteínas, mediante su intervención en los procesos de descarboxilación, transaminación y racemización. Promueve también la generación del ácido g aminobutírico (GABA), de la dopamina, de la serotonina y de la síntesis de los neurolípidos que integran a la vaina de mielina. Su deficiencia se correlaciona con la de otros miembros del complejo B. La piridoxina es esencial para la nutrición y el desarrollo normales. La piridoxina se absorbe rápidamente a través del tracto gastrointestinal, se metaboliza en el hígado y se elimina por el riñón. El principal producto de su excreción renal es el ácido 4-piridóxico. La vitamina B2 (riboflavina 5'-fosfato de sodio) interviene en el metabolismo, en cualquiera de sus dos formas coenzimáticas: como fosfato de riboflavina o como riboflavina adenina dinucleótido. Carece de acciones farmacológicas conocidas; sin embargo, fisiológicamente juega un papel coenzimático vital en los procesos de óxido-reducción de una amplia variedad de proteínas respiratorias. Su deficiencia se expresa por vascularización de la córnea, queilosis, glositis, eritema angular, dermatitis seborreica, etc., que ceden con la administración de la vitamina, conjuntamente con otros miembros del complejo B.

CONTRAINDICACIONES
Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Niños menores de 2 años. Embarazo y lactancia. Glaucoma de ángulo cerrado. Terapia conjunta con inhibidores de la monoamino­oxidasa. Hipertrofia prostática. Úlcera péptica estenosante. Obstrucción del cuello vesicular. Pacientes de la tercera edad, debilitados.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
No se administre durante el embarazo y la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
Sedación y somnolencia, generalmente transitorias. En algunos pacientes puede producir cefalea, resequedad de la boca, náusea, vómito, palpitaciones, visión borrosa, efectos propios de la acción antihistamínica de la ciproheptadina, que rara vez pueden obligar a descontinuar el tratamiento. Manifestaciones alérgicas en pacientes hipersensibles a la ciproheptadina.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
Los inhibidores de la MAO prolongan e intensifican los efectos anticolinérgicos de la ciproheptadina. Tiene efectos aditivos con el alcohol y con depresores del sistema nervioso central (hipnóticos, sedantes, etc.).

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
No se ha reportado ninguna alteración hasta la fecha.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
La ciproheptadina no produce daño cromosómico en los linfocitos o los fibroblastos humanos, in vitro; no tiene efecto mutagénico en la prueba microbiana de Ames. Estudios de reproducción hechos en conejos, ratones y ratas a dosis orales y subcutáneas, 32 veces más alta que la dosis máxima recomendada en humanos, no revelaron afectación a la fertilidad o daño a los fetos. Dos estudios en mujeres embarazadas, no pudieron demostrar que la ciproheptadina aumente el riesgo de anormalidades durante el primero, segundo y tercer trimestres del embarazo. No se observó efecto teratogénico alguno en los recién nacidos. Sin embargo, como los estudios humanos no pueden descartar la posibilidad de daño, la ciproheptadina no debe administrarse durante el embarazo.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Oral. Niños de 2 a 6 años de edad: Una cucharadita al día, una hora antes de los alimentos. Niños de 7 a 14 años de edad: Dos cucharaditas al día, una hora antes de los alimentos. Ancianos con anorexia: Una cucharadita dos veces al día, una hora antes de los alimentos. No se administre por periodos mayores de 6 semanas continuas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
A las dosis recomendadas no se han reportado casos de sobredosificación. En caso de ocurrir ingestión accidental y aparición de signos y síntomas atropínicos, debe practicarse lavado gástrico, lavado intestinal con catárticos salinos para disolver rápidamente el contenido intestinal y aplicar medidas generales. No deben emplearse estimulantes. Las DL50, orales, son de 123 mg/kg y de 295 mg/kg en ratones y ratas, respectivamente.

PRESENTACIONES
En frasco de vidrio ámbar y en frasco pet ámbar. Caja con un frasco núm. 1, conteniendo 10 ml de la mezcla de vitaminas, un frasco núm. 2, conteniendo 110 ml de la solución de ciproheptadina, una cucharita de plástico, graduada a 5 ml.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Protéjase de la luz. Consérvese en lugar fresco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN
No se administre en niños menores de dos años o por periodos de más de seis semanas.
Su venta requiere receta médica.
Literatura exclusiva para médicos.
No se deje al alcance de los niños.
No se administre a niños recién nacidos o prematuros.

Hecho en México por:





Reg. Núm. 0369M79, S. S. A.

HVAR-0331201142/RM2003