BEST, S.A., LABORATORIOS
 
Alemania Núm. 10, Col .Independencia, Deleg. Benito Juárez, 03630, Mexico, D.F.
Tel. 5422-4650
Fax. 5539-9171



ONEXMOL

Tabletas

NAPROXENO SÓDICO
PARACETAMOL


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
Cada TABLETA contiene:

Naproxeno sódico...................... 275 mg

Paracetamol ............................... 300 mg

Excipiente, c.b.p. 1 tableta.


INDICACIONES TERAPÉUTICAS
La asociación naproxeno-paracetamol es muy útil en el tratamiento de procesos que se acompañan de fiebre, dolor e inflamación, ya sea de origen infeccioso, traumático, etc., ya que el paracetamol es considerado como el mejor analgésico simple y tiene buen efecto antipirético, estas acciones se ven sinergizadas por la acción analgésica y antiinflamatoria que posee el naproxeno, ya que uno actúa a nivel central (paracetamol) y otro a nivel periférico (naproxeno) por sus acciones se usa tanto en otorrinolaringología (amigdalitis, sinusitis, otitis, etc.), como trau­ma­tología (esguinces, fracturas, torceduras, etc.), ginecología (dismenorrea, EPE, etc.), pediatría (procesos inflamatorios) en oncología en cirugía, etc., en general, cuando se requiera tratamiento antiinflamatorio, analgésico, antipirético y éste no requiera ser prolongado.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Farmacocinética: El naproxeno se absorbe completamente cuando se administra por vía oral.

La presencia de alimento retarda su absorción pero no el grado de ésta, la absorción puede acelerarse agregando bicarbonato de sodio o reducirse con óxido de magnesio, o hidróxido de aluminio.

El paracetamol se absorbe rápidamente y casi totalmente en tracto gastrointestinal, la concentración plasmática llega al máximo en 30 a 60 minutos y la vida media plasmática es de 1 a 4 horas con dosis terapéuticas.

Las concentraciones plasmáticas máximas del naproxeno se alcanzan en 2 a 4 horas, su vida media plasmática es de alrededor de 4 horas, cifra que se duplica cuando se administra a pacientes ancianos.

El paracetamol tiene una distribución relativamente uniforme en casi todos los líquidos corporales, su unión a proteínas plasmáticas varía entre 20 a 50%, el naproxeno se une casi por completo a proteínas plasmáticas (99%).

El paracetamol sufre una conjugación en hígado con ácido glucurónico (60%) con ácido sulfúrico (35%) o cisteína (3%) y se excreta con cambios o sin ellos por orina.

Los niños tienen menor capacidad de glucuronización que los adultos.

Los metabolitos del naproxeno se excretan casi por completo en la orina, aproximadamente un 30% del fármaco sufre una 6-desmetilación y tanto su metabolito como el naproxeno son eliminados por riñón.

Cuando se ingieren dosis altas de paracetamol éste experimenta una N-hidroxilación seguida de deshidratación espontánea con formación de N-acetil-p-benzoquinona que es el metabolito considerado responsable de su hepatotoxicidad.

La administración del paracetamol en pacientes con daño renal produce acumulación de paracetamol conjugado en plasma, y cambios menores en plasma de paracetamol, libre.

El naproxeno atraviesa la placenta y se excreta por la leche materna en 1% de la concentración plasmática, el paracetamol también se excreta en la leche materna.

Farmacodinamia: El paracetamol controla la fiebre eficazmente a través de su acción sobre el centro termorregulador (acción central) y esta acción antipirética radica en su estructura aminobenceno; deprime selectivamente las vías del dolor por su acción contra enzimas del SNC.

El paracetamol es un inhibidor débil de la biosíntesis de prostaglandinas por lo que su acción antiinflamatoria no es tan importante.

El naproxeno es un medicamento con acción antipros­taglandínica, ya que es un inhibidor efectivo de la ciclo­oxigenasa responsable de la biosíntesis de prostaglandinas, 20 veces más poderoso como antiinflamatorio que el ácido acetilsalicílico; el naproxeno posee además un efecto inhibitorio prominente sobre la migración y otras funciones de los leucocitos cuya acción es particularmente potente y le confiere una buena acción como antiinflamatorio.


CONTRAINDICACIONES
La asociación de naproxeno-paracetamol está contraindicada en: embarazo y lactancia, niños menores de 2 años, pacientes con antecedentes de sangrado de tubo digestivo o úlceras gástricas y/o duodenales.

No deberá administrarse a pacientes con antecedentes de hipersensibilidad al naproxeno, al paracetamol o con antecedentes de reacciones alérgicas o anafilácticas con derivados del ácido fenilpropiónico o del ácido acetilsalicílico ya que pueden presentarse reacciones alérgicas cruzadas con naproxeno. No deberá administrarse la asociación naproxeno/paracetamol en pacientes con enfermedad hepática, con trastornos de la coagulación o cuando ingieran anticoagulantes.


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
Aun cuando en humanos no se ha comprobado su efecto teratogénico no se recomienda su uso en el embarazo ya que con el naproxeno se han reportado cierre del conducto arterioso antes del parto y como consecuencia hipertensión pulmonar primaria neonatal. No se debe administrar esta asociación en madres que estén amamantando ya que se reportan en neonatos lactantes hipocoagulabilidad e hiperbilirru­binemia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
Por la irritación gástrica de ambas sustancias, la asociación de naproxeno con paracetamol puede ocasionar alteraciones digestivas como pirosis, dispepsia, dolor abdominal, constipación o diarrea, sangrado gastrointestinal, ulceraciones gástricas, pueden aparecer alteraciones en SNC, como dolor de cabeza, somnolencia, mareo o vértigo y tinnitus; con la utilización de la asociación de sustancias pueden aparecer alteraciones cutáneas como erupciones eritematosas o urticaria, edema, prurito y lesión de mucosas; otras reacciones que se pueden presentar son trastornos visuales y auditivos, neutropenia, pancitopenia, leucopenia, daño renal, ya sea por necro­sis túbulo renal o por nefritis glomerular que pueden terminar en síndrome nefrótico y estas alteraciones pueden presentarse como reacción secundaria a un fármaco, o por la combinación y suma de efectos secundarios de ambos fármacos, el paracetamol cuando se excede la dosis puede ocasionar necrosis hepática centrolobulillar, o bien aun en dosis terapéuticas ocasio­nar metahemoglobinemia y trombocitopenia, incluso coma hipoglucémico.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
Como gran proporción del naproxeno se une a proteínas plasmáticas (99%) se puede desplazar a otros fármacos que se unen a estas proteínas, como a los anticoagulantes orales, las sulfonilureas y los hidantoinatos, cuando se administra conjuntamente con probenecid se incrementan las concentraciones plasmáticas y la vida media del naproxeno, puede alterarse la función natriurética de la furosemida y la depuración del litio por acción del naproxeno y reducirse el efecto antihipertensivo del propranolol y otros betabloqueadores.

Cuando se administra conjuntamente paracetamol con anticoagulantes puede aumentarse la acción farmacológica de estos últimos. Cuando se administra con metoclopramida se corre el riesgo de aumentarse la velocidad de absorción del paracetamol.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
Con la asociación paraceta­mol/naproxeno pueden presentarse, neutropenia, leucopenia, pancitopenia, elevación de transaminasas, deshidrogenasa láctica y bilirrubinas, alargamiento de los tiem­pos de protrombina, hipoglucemia, glucosuria, azoemia transitoria, trombocitopenia y agranulocitosis.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
No existen reportes de que el naproxeno o el paracetamol puedan causar alteraciones en la fertilidad, carcinogénesis ni mutagénesis.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Oral.

Se recomienda en el adulto manejar dosis inicial de 2 tabletas, y posteriormente, 1 tableta cada 6 u 8 horas hasta controlar los síntomas.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
El paracetamol puede ocasionar necrosis hepática, localizada en la región centrolobulillar del hepatocito, célula que contiene la mayor actividad del sistema mixto citocromo P-450-oxidasa.

El paracetamol se conjuga dando glucurónido en los adultos y sulfato en niños, una parte se oxida dando un metabolito tóxico, la acetamidoquinona o la semiquinona que son inactivados normalmente por conjugación con glutatión y cuando las enzimas que catalizan la conjugación con glucurónido y sulfato se saturan, entonces una porción mayor del compuesto es convertida en su metabolito reactivo. El daño hepático se produce cuando se agotan los depósitos de glutatión.

Cuando sucede ingesta masiva de la combinación naproxeno/paracetamol, deberá realizarse de inmediato lavado gástrico para intentar extraer la mayor parte del fármaco ingerido y deberá administrarse en las primeras 24 horas N-acetilcisteína (sustancia que estimula la síntesis de glutatión). Se administra con jugo de fruta o refresco a una dosis de 140 mg/kg V.O. y después 70 mg/kg, cada 4 horas, administrando en total 17 dosis.

En el tratamiento anterior no se usa el carbono activado ya que sería absorbida la N-acetilcisteína.

El carbono activado se utilizaría sólo de no contar con N-acetilcisteína que es el antídoto específico del paracetamol.

Es importante mencionar que los niños menores de 6 años son menos susceptibles al daño hepático, incluso con dosis de paracetamol consideradas como tóxicas para los adultos y que los pacientes alcohólicos pueden presentar daño hepático aun cuando se administra a dosis terapéuticas el paracetamol.


PRESENTACIONES
Frascos con 10 y 15 tabletas.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese en lugar fresco y seco.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN
Deberá ser manejado y dosificado por el médico.
En caso de ingesta accidental o intencional de dosis masiva, trasladar al paciente a un centro hospitalario para su manejo.
Si se presentan reacciones secundarias o datos de intoxicación aguda o crónica suspender en forma inmediata su administración.
No deberá administrarse a mujeres embarazadas o lactando.
No administrar por más de 5 días.
No se ha establecido su seguridad en niños menores de 2 años.
No deberá administrarse en pacientes con historia de úlcera gástrica ya que hay reportes de que con el naproxeno pueden aparecer severas ulceraciones.
Deberán vigilarse parámetros paraclínicos tanto de la función renal como hepática.
Mantener lejos del alcance de los niños.
Deberá venderse con receta médica.

BIBLIOGRAFIA
Goodman, Hanena y col. Las bases farmacológicas de la terapéutica. 1991, pp. 638-666. 9a. Edición. Vol. 1 y 2. 1997, pp. 661-690.

Uriarte y col. Guía de medicamentos. 1991, pp. 5-20, 504-506.

Goth y col. Farmacología clínica. 1990, pp. 294-307, 579-589, 593-597, 616-624.

Drug Evaluations. American Medical Association. 6th. Edition. 1986, Chapter 4 & 59. pp. 73-78, 1049-1077.

K.R. Niswander. Manual de obstetricia, diagnóstico y tratamiento. 3a. Edición. 1990. pp, 326-327, 328-329.

Gustav Kuschensky y col. Manual de farmacología. 5a. Edición. 1972, pp. 135-141.

Estrada, et. al. Acetaminophen and risk factors for excess anticoagulation with warfarin. Jama August, 26. Vol. 280. No. 8. 198. pp. 695-696.

Kannayiram Alagiakrishnan, et. al. "Neoplastic fever, choice of antipyrogenic therapy makes a difference". Geriatrics. Vol. 53. No. 8. August. 1998, pp. 74 y76.

Clinton F. Stewart, et. al. "Coadministration of naproxen and low-dose methotrexate in patients with rheumatoid arthritis". Clin Pharmacol Ther. Vol. 47. No. 4. April. 1990, pp. 540-545.

Pierre Piletta, et. al. "Pharmacodynamics and drug action. Central analgesic effect of acetaminophen but not of aspirin". Clin Pharmacol Ther. April. 1991, Vol. 49. No. 4. pp. 350-353.

Laisheen Chen, et. al. "Decrease of plasma and urinary oxidative metabolites of acetaminophen after consumption of watercress by human volunteers". Clinical Pharmacology & Therapeutics. Vol. 60. No. 6. December. 1996, pp. 651-659.

David W. Kaufman, et. al. "Nonsteroidal anti-inflammatory drug use in relation to major upper gastrointestinal bleeding". Clin Pharmacol Therap. Vol. 53. No. 4. April. 1993, pp. 485-493.

Jan Sahai, et. al. "Evaluation of the in vivo effect of napro­xen on zidovudine pharmacokinetics in patients infected with human inmunodeficiency virus". Clin Pharmacol Therap. Vol. 52. No. 5. November. 1992, pp. ­462-470.

Skovlund E. y col. "Comparison of postpartum pain treatments using a sequential trial desingn: II naproxen versus paracetamol". Eur. J. Clin Pharmacol. 1991, 40 (6): 539-542.

Seideman P. Additive effect of combined naproxen and paracetamol in rheumatoid artritis. Dec. 1993, 32 (12): 1077-1082.

LABORATORIOS BEST, S. A.

Reg. Núm. 450M2000, SSA IV

JEAR-103789-A/R2000