ALTANA PHARMA S.A. DE C.V.
 
Av. Primero de Mayo, Núm. 130, Industrial Atoto 53519, Naucalpan de Juárez, Estado de México.
Tel: 5387-9330
Fax: 5359-0108
www.altana-pharma.com.mx




ESTRADERM DOT

Parches

ESTRADIOL


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN

Cada parche transdérmico contiene:
Estradiol
hemihidratado....... 25 y 50 mcg/día
Excipiente, c.s. 1 parche.






INDICACIONES TERAPÉUTICAS
Tratamiento de restitución hormonal para los síntomas de la menopausia natural o quirúrgica. Prevención de la osteoporosis posmenopáusica (véase Dosis y vía de administración y Precauciones generales).

En mujeres con útero intacto, los estrógenos deben acompañarse siempre de la administración de un progestágeno.

FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Propiedades farmacocinéticas: La administración transdérmica de estradiol proporciona concentraciones plasmáticas terapéuticas con el uso de una dosis total de estradiol menor que la necesaria con la administración oral. Las concentraciones plasmáticas de estrona y conjugados de estrona también son menores con la vía transdérmica.

Más de 50% del estradiol está unido a proteínas plasmáticas como la albúmina y la globulina captadora de hormonas sexuales. El estradiol es excretado en la orina como sulfoconjugados y glucuronoconjugados, junto con una pequeña proporción de estradiol y varios otros metabolitos. Sólo una pequeña cantidad se excreta en las heces.

En estudios realizados en mujeres posmenopáusicas con la aplicación de parches de ESTRADERM DOT* de 2.5 y 5 cm2, el valor medio de las concentraciones séricas máximas (Cmáx) de estradiol fueron de aproximadamente 25 y 50-55 pg/ml, respectivamente. Se ha demostrado que el estradiol tiene una farmacocinética lineal tras su administración transdérmica.

Como el estradiol tiene una semivida breve (aproximadamente 1 hora), las concentraciones séricas de estradiol y estrona volvieron a los valores basales en los días siguientes a la retirada del parche.

En estado de equilibrio, tras repetidas aplicaciones de parches de ESTRADERM DOT* de 5 cm2 (50 microgramos/día), los valores de la Cmáx y la Cmín de estradiol (57 y 28 pg/ml, respectivamente) fueron similares a los registrados en el estudio en el que sólo se realizó una única aplicación, mientras que los valores de la Cmáx y la Cmín de estrona fueron menores (42 y 31 pg/ml, respectivamente).

Propiedades farmacodinámicas:
Grupo farmacoterapéutico: Estrógenos (código ATC: G03CA03).

El principio activo de ESTRADERM DOT*, el 17ß-estradiol, es química y biológicamente idéntico al 17ß-estradiol endógeno humano y está clasificado como un estrógeno natural que compensa la disminución de la producción de estrógenos de las mujeres menopáusicas y alivia los síntomas menopáusicos.

El estradiol evita la pérdida ósea tras la menopausia o tras la ooforectomía.

CONTRAINDICACIONES
ESTRADERM DOT* no debe utilizarse en mujeres con cualquiera de los siguientes trastornos:
Confirmación o sospecha de cáncer de mama.
Antecedentes de cáncer de mama.
Confirmación o sospecha de cáncer endometrial u otra neoplasia dependiente de los estrógenos.
Hemorragia vaginal anormal de origen desconocido.
Hepatopatía grave.
Antecedentes o padecimiento actual de tromboembolias venosas (esto es, trombosis venosa profunda o embolia pulmonar).
Trastornos trombofílicos conocidos o tromboflebitis.
Antecedentes o padecimiento actual de enfermedades tromboembólicas arteriales (por ejemplo, cardiopatía coronaria o accidente vascular cerebral).
Porfiria.
Hipersensibilidad conocida a los estrógenos o a cualquier otro componente de ESTRADERM DOT*.
Confirmación o sospecha de embarazo.
Lactancia.

PRECAUCIONES GENERALES
Advertencias:
Osteoporosis: Al iniciar el TRH para prevenir la osteoporosis hay que considerar cautelosamente los beneficios y los riesgos en cada individuo.
Si los riesgos superan los beneficios, se deben considerar posibles tratamientos alternativos. Se recomienda reevaluar periódicamente la necesidad de continuar el tratamiento.

Sensibilización por contacto: Cualquier aplicación tópica puede producir sensibilización por contacto. Las mujeres que experimenten sensibilización por contacto a cualquiera de los componentes del parche deben ser advertidas del riesgo de que, con la exposición continuada al agente causal, se produzca una reacción de hipersensibilidad grave, aunque esto es extremadamente raro.

Enfermedades cardiovasculares: El TRH no se debe usar para prevenir las enfermedades cardiovasculares.
Los estudios clínicos a gran escala (Women’s Health Initiative y Heart and Oestrogen/Progestin Replacement Study) han mostrado un aumento del riesgo de acontecimientos cardiovasculares con los tratamientos combinados usados en dichos estudios. El riesgo de los productos para el TRH que sólo contienen estrógenos todavía está en estudio.
El Women’s Health Initiative (WHI) es un ensayo clínico aleatorizado del tratamiento combinado continuo oral con estrógenos conjugados equinos y acetato de medroxiprogesterona durante un promedio de 5.2 años. En este estudio, el aumento del riesgo absoluto de cardiopatía coronaria fue de 7 casos adicionales por cada 10,000 personas-año (37 frente a 30) en mujeres que recibieron TRH, y el riesgo relativo fue de 1.29.
Además, el estudio WHI mostró un aumento de la incidencia de accidentes vasculares cerebrales.
El aumento del riesgo absoluto fue de 8 casos adicionales por cada 10,000 personas-año (29 frente a 21) en las mujeres que recibieron TRH, y el riesgo relativo fue de 1.41.
El Heart and Oestrogen/Progestin Replacement Study (HERS), un ensayo clínico controlado de prevención secundaria en mujeres posmenopáusicas con cardiopatía documentada en el que se administraron estrógenos conjugados equinos y acetato de medroxiprogesterona, mostró un aumento del riesgo de acontecimientos cardiovasculares en el primer año de uso y la ausencia de beneficios cardiovasculares a partir de entonces.
Por lo que respecta a los productos transdérmicos de TRH sólo con estrógenos o con estrógenos y progestágenos combinados, todavía no se han realizado ensayos clínicos aleatorizados controlados para evaluar el riesgo de morbilidad o mortalidad cardiovascular, o de accidentes vasculares cerebrales, asociado al TRH. Por consiguiente, no hay datos que permitan concluir que la frecuencia de acontecimientos cardiovasculares y de accidentes vasculares cerebrales es diferente con ESTRADERM DOT*.

Tromboembolias venosas: El TRH solamente con estrógenos o con estrógenos y progestágenos combinados se asocia a un aumento del riesgo relativo de sufrir tromboembolias venosas (TEV), esto es, trombosis venosa profunda o embolia pulmonar.
En dos ensayos clínicos aleatorizados controlados (WHI y HERS) y en estudios epidemiológicos se han observado riesgos dos a tres veces mayores en las mujeres que usan TRH que en las que no lo usan.
El estudio WHI (véase Enfermedades cardiovasculares) mostró un aumento de la incidencia de embolias pulmonares. El aumento del riesgo absoluto fue de 8 casos adicionales por cada 10,000 personas-año (15 frente a 7) en las mujeres que recibieron TRH, y el riesgo relativo fue de 2.13.
El aumento del riesgo sólo se observó en las mujeres que estaban usando TRH en la actualidad, y no persistió en las que lo habían usado antes. El riesgo parecía ser mayor en los primeros años de uso, en comparación con años posteriores.
En las mujeres que no usan TRH, se estima que el número de casos de TEV que ocurrirían durante un periodo de 5 años sería de aproximadamente 3 por cada 1,000 mujeres de 50 a 59 años, y de 8 por cada 1,000 mujeres de 60 a 69 años. En mujeres sanas que usen el TRH durante 5 años, se estima que el número de casos adicionales de TEV estaría entre 2 y 6 por cada 1,000 mujeres de 50 a 59 años y entre 5 y 15 por cada 1,000 mujeres de 60 a 69 años.
Por consiguiente, al prescribir TRH a mujeres con factores de riesgo de TEV que no se hayan mencionado en Contraindicaciones, el médico y la paciente deben sopesar cuidadosamente, los riesgos y los beneficios.
Los factores de riesgo de TEV generalmente aceptados incluyen los antecedentes personales o familiares de enfermedad tromboembólica (la ocurrencia de TEV en un familiar directo a edades relativamente tempranas puede indicar predisposición genética), la obesidad grave (índice de masa corporal > 30 kg/m2) y el lupus eritematoso sistémico.
El riesgo de TEV también aumenta con la edad. No hay consenso sobre el posible papel de las venas varicosas en las TEV.
Se deben investigar los antecedentes de aborto espontáneo recurrente para descartar una predisposición trombofílica.
Se considera que el TRH está contraindicado en mujeres en las que se confirme este diagnóstico.
El riesgo de TEV puede aumentar de forma transitoria con la inmovilización prolongada, las intervenciones quirúrgicas importantes, electivas o postraumáticas, y los traumatismos graves.
Dependiendo de la naturaleza del acontecimiento y de la duración de la inmovilización, se debe considerar la interrupción temporal del TRH, varias semanas antes si es posible. No se debe recomenzar el tratamiento hasta que la mujer haya recuperado completamente la movilidad.
Las mujeres deben ser advertidas de la necesidad de contactar inmediatamente con su médico en caso de que noten algún síntoma potencialmente relacionado con fenómenos tromboembólicos, como la tumefacción dolorosa de una pierna, el dolor torácico súbito o la disnea.
El tratamiento debe interrumpirse en caso de aparición de una TEV después de su inicio.
Cáncer de mama: En ensayos clínicos aleatorizados controlados y estudios epidemiológicos se ha descrito un aumento del riesgo de cáncer de mama en mujeres sometidas a TRH.
Las mujeres que usaban TRH combinado, con estrógenos y progestágenos, tenían un riesgo posiblemente mayor que las que usaban estrógenos solamente. El riesgo de cáncer de mama aumenta con la duración del consumo de TRH sólo con estrógenos o con estrógenos y progestágenos combinados.
El estudio WHI (véase Enfermedades cardiovasculares) ha aportado datos que revelan un aumento del riesgo absoluto de cáncer de mama invasivo de 8 casos adicionales por cada 10,000 personas-año (38 frente a 30) en las mujeres sometidas a TRH, y un riesgo relativo de 1.26.
En un meta-análisis de 51 estudios epidemiológicos realizados entre la década de 1970 y principios de 1990, la incidencia acumulada de cáncer de mama en mujeres de 50 a 70 años no sometidas a TRH fue de aproximadamente 45 por cada 1,000 mujeres.
La cifra acumulada de casos adicionales de cáncer de mama diagnosticados a esas edades por cada 1,000 mu-jeres que comenzaron a usar el TRH entre los 50 y los 70 años, y que lo usaron durante 5, 10 y 15 años, se estimó en 2, 6 y 12, respectivamente.
El número de casos adicionales de cáncer de mama es en general similar, independientemente de la edad de inicio del tratamiento, en las mujeres que comienzan a usar el TRH entre los 45 y los 65 años.
El riesgo adicional parece volver al valor basal en aproximadamente los 5 años siguientes a la detención del tratamiento.
Por lo que respecta al TRH transdérmico sólo con estrógenos o con estrógenos y progestágenos combinados, no hay hasta la fecha ensayos clínicos aleatorizados a gran escala que hayan evaluado el riesgo de cáncer de mama asociado al TRH, por lo que no hay datos que permitan concluir que la frecuencia del cáncer de mama es diferente con ESTRADERM DOT*.

Demencia: En el estudio WHI, en mujeres de 65 y mayores (promedio 71 años) tratadas en promedio por cuatro años con estrógenos conjugados y progestágenos orales reportaron un incremento del doble (2.05) de riesgo de desarrollar demencia (23 casos más en 10,000 personas/año) (45 versus 22). Debido a que en este estudio se incluyeron mujeres mayores de 65 años, se desconoce si esto puede aplicarse a mujeres menopáusicas más jóvenes. Para la terapia transdérmica con estrógenos-progestágenos no hay datos suficientes para concluir que frecuencia de la probable demencia sea diferente con ESTRADERM DOT*.

Cáncer endometrial: El riesgo de cáncer endometrial en consumidoras de estrógenos aislados con útero intacto es mayor que en las que no los consumen, y parece depender de la duración del tratamiento y de la dosis de estrógenos.
El mayor riesgo parece asociarse al consumo prolongado. Está demostrado que el tratamiento simultáneo y adecuado con progestágenos reduce la incidencia de hiperplasia endometrial y, por consiguiente, el riesgo de carcinoma endometrial asociado al uso prolongado de la estrogenoterapia.

Demencia: En el estudio WHI, en mujeres de 65 y ma-yores (promedio 71 años) tratadas en promedio por cuatro años con estrógenos conjugados y progestágenos orales reportaron un incremento del doble (2.05) de riesgo de desarrollar demencia (23 casos más en 10,000 personas/año) (45 versus 22). Debido a que en este estudio se incluyeron mujeres mayores de 65 años, se desconoce si esto puede aplicarse a mujeres menopáusicas más jóvenes. Para la terapia transdérmica con estrógenos-progestágenos no hay datos suficientes para concluir que frecuencia de la probable demencia sea diferente con ESTRADERM DOT*.

Cáncer ovárico: En algunos estudios epidemiológicos, el uso prolongado de estrógenos aislados se ha asociado en mujeres histerectomizadas a un aumento del riesgo de cáncer ovárico.

Precauciones: Antes de iniciar o reinstaurar el TRH, es necesario obtener una historia clínica personal y familiar completa, y realizar una exploración apropiada que incluya la pelvis y la mama (véase Contraindicaciones y Advertencias).

Durante el tratamiento se recomienda realizar exámenes periódicos, de naturaleza y frecuencia adaptadas a cada caso individual, una cuidadosa valoración de los riesgos y beneficios del TRH y una reevaluación periódica de su necesidad.

A las mujeres se les advertirá de que deben comunicar a su médico o enfermera cualquier cambio que noten en las mamas. Se deben realizar estudios de despistaje, incluida la mamografía, siguiendo las prácticas aceptadas actualmente, adaptadas a las necesidades clínicas de cada mujer en particular.

Se debe procurar administrar la menor dosis posible durante el menor tiempo posible.

Cuando el tratamiento con ESTRADERM DOT* se combina con la administración cíclica de progestágenos, es frecuente la aparición de hemorragias intermenstruales y oligometrorragia durante los primeros meses de tratamiento. Se deben tomar medidas diagnósticas adecuadas, incluida la biopsia endometrial cuando esté indicada, en todos los casos de hemorragia vaginal persistente o irregular de causa desconocida, con el fin de descartar alteraciones; además, se debe volver a evaluar el tratamiento. Las mujeres histerectomizadas que necesiten tratamiento hormonal posmenopáusico deben recibir TRH sólo con estrógenos, a no ser que haya indicaciones en contra, como la endometriosis.

Ante la presencia actual de cualquiera de los siguientes trastornos o de antecedentes de los mismos, aunque haya sido durante el embarazo o tratamientos hormonales previos, la mujer debe ser vigilada de forma particularmente cuidadosa: leiomiomas, endometriosis, trastornos tromboembólicos, insuficiencia cardiaca, hipertensión, trastornos hepáticos (por ejemplo, adenoma hepático), trastornos renales, diabetes mellitus con o sin afectación vascular, colelitiasis, migraña o cefalea grave, lupus eritematoso sistémico, hiperplasia endometrial, epilepsia, asma, otosclerosis, enfermedades de la vesícula biliar, ictericia relacionada con los estrógenos y prurito.

Hay que tener en cuenta que estos trastornos pueden reaparecer o agravarse durante el tratamiento con estrógenos. Se recomienda cautela en presencia de factores de riesgo de tumores dependientes de los estrógenos (por ejemplo, antecedentes de cáncer de mama en familiares en primer grado).

Si se confirma o sospecha una agravación de cualquiera de los trastornos anteriores durante el TRH, se deben evaluar nuevamente sus riesgos y beneficios en cada caso individual.

Se debe interrumpir el tratamiento en las siguientes situaciones: ictericia o deterioro de la función hepática, aumento significativo de la tensión arterial, aparición de cefalea migrañosa y embarazo, o si aparece alguno de los trastornos descritos en Contraindicaciones.

Como los estrógenos pueden causar retención de líquidos, las mujeres con disfunción cardiaca o renal debe ser observadas cuidadosamente.

Como en mujeres con hipertrigliceridemia tratadas con estrógenos orales se han descrito casos raros de grandes aumentos de los triglicéridos plasmáticos que han producido pancreatitis, también deben ser vigiladas cuidadosamente durante el TRH.
Aunque las observaciones hechas hasta la fecha indican que los estrógenos, incluido el estradiol transdérmico, no alteran el metabolismo de los carbohidratos, las mujeres diabéticas deberían ser vigiladas durante el inicio del tratamiento hasta que se disponga de más información.

La estimulación estrogénica sin la oposición de los progestágenos puede conducir a la transformación premaligna o maligna en focos residuales de endometriosis. Por consiguiente, en mujeres no histerectomizadas o con endometriosis residual conocida se recomienda añadir un progestágeno al tratamiento de restitución de estrógenos.

Las mujeres deben ser advertidas de que ESTRADERM DOT*no es un anticonceptivo ni restablece la fertilidad.

RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
No se debe usar ESTRADERM DOT* durante el embarazo o la lactancia.

REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
Muy frecuentes:
³ 10%, frecuentes: de ³ 1% a < 10%, infrecuentes: de ³ 0.1% a < 1%, raros: de ³ 0.01% a < 0.1% y muy raros: < 0.01%.







Se han descrito otras reacciones adversas asociadas a algunos tratamientos con estrógenos y progestágenos: Neoplasias, benignas o malignas, dependientes de los estrógenos, como el cáncer endometrial.
TEV, esto es, trombosis venosas profundas del miembro inferior o la pelvis y embolias pulmonares.
Accidentes vasculares cerebrales.
Infarto de miocardio.
Ictericia colestática y enfermedades de la vesícula biliar.
Agravación de la porfiria.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
El metabolismo de los estrógenos y los progestágenos puede aumentar con el consumo simultáneo de inductores de las enzimas que metabolizan los fármacos, concretamente las enzimas del sistema del citocromo P-450, como los anticonvulsivantes (por ejemplo, fenobarbital, fenitoína o carbamazepina), meprobamato, fenilbutazona y agentes antinfecciosos como rifampicina, rifabutina, nevirapina o efavirenz.

Hay que tener cautela en pacientes tratadas con inhibidores de la proteasa, como ritonavir y nelfinavir, que son potentes inhibidores de las enzimas del citocromo P-450 y que, en cambio, tienen propiedades inductoras cuando se usan simultáneamente con hormonas esteroideas.

Los preparados fitoterapéuticos que contienen la hierba de San Juan (Hypericum perforatum) pueden inducir el metabolismo de los estrógenos y los progestágenos.

Desde el punto de vista clínico, el aumento del metabolismo de los estrógenos y progestágenos puede producir una disminución de los efectos y cambios en las características de las hemorragias uterinas.

Con la administración transdérmica se evita el efecto del primer paso hepático y esto hace que los estrógenos aplicados por vía transdérmica puedan verse menos afectados por los inductores enzimáticos, en comparación con las hormonas orales.

La estrogenoterapia puede alterar algunas pruebas de laboratorio, como las pruebas de tolerancia a la glucosa o las pruebas funcionales tiroideas.

ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
Véase Precauciones generales.

PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
Con base en los resultados de los estudios farmacológicos relacionados con la seguridad y en los resultados relacionados con la toxicidad, genotoxicidad, carcinogenicidad y toxicidad reproductiva tras la administración repetida, los estudios realizados en animales no proporcionaron indicios de que haya riesgos para la seguridad del humano.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Cutánea.
Adultas y ancianas:
Posología: El tratamiento de restitución hormonal (TRH) únicamente con estrógenos o con estrógenos y progestágenos combinados, sólo se debe mantener mientras los beneficios superen los riesgos en cada caso individual.
ESTRADERM DOT* debe aplicarse cada 3 ó 4 días (esto es, dos veces a la semana).

Síntomas climatéricos: El tratamiento suele comenzar con un parche de ESTRADERM DOT* 50. Dependiendo de la respuesta clínica, la dosis posterior debe ajustarse a las necesidades individuales de cada mujer. La dosis se debe aumentar si a los 3 meses la respuesta fuera insuficiente por lo que respecta al alivio de los síntomas, y se debe reducir si aparecieran síntomas de sobredosis, como sensibilidad mamaria. El tratamiento de mantenimiento debe realizarse siempre con la menor dosis eficaz.

Prevención de la osteoporosis posmenopáusica: El tratamiento debe comenzar con un parche de ESTRADERM DOT* 50. Las dosis se pueden ajustar usando otras dosis farmacéuticas de ESTRADERM DOT*. En el tratamiento de mantenimiento debe usarse siempre la menor dosis eficaz.

Instrucciones generales: ESTRADERM DOT* se administra como tratamiento continuo (aplicación ininterrumpida dos veces a la semana). En mujeres con útero intacto, ESTRADERM DOT* debe combinarse, como sigue, con un progestágeno aprobado para ser añadido a la estrogenoterapia: el progestágeno se añade durante los últimos 12 a 14 días de cada ciclo de 4 semanas (continuo secuencial) o bien todos los días sin interrupción (continuo combinado).
En mujeres que no estén tomando estrógenos orales o en mujeres que ya estén en otro tratamiento con estradiol transdérmico, el tratamiento con ESTRADERM DOT* puede comenzar en cualquier momento que se considere oportuno.
En mujeres que estén en tratamiento con estrógenos orales, el tratamiento con ESTRADERM DOT* debe comenzar una semana después de la retirada del TRH oral, o antes si los síntomas menopáusicos reaparecen en menos de una semana.

Método de administración: Colóquese la cara adhesiva de ESTRADERM DOT* en una zona limpia y seca del abdomen. ESTRADERM DOT* no debe aplicarse a las mamas.
ESTRADERM DOT* debe cambiarse dos veces a la semana. Los lugares de aplicación deben ser rotatorios, dejando al menos una semana de intervalo antes de volver a aplicar el parche a la misma zona. La zona seleccionada no debe estar grasienta, lesionada ni irritada. Se debe evitar la zona de la cintura, pues la ropa ajustada puede despegar el parche.
El parche debe aplicarse inmediatamente después de abrir la bolsa y de retirar la capa protectora. Con la palma de la mano, presiónese firmemente el parche contra la piel durante al menos 10 segundos, para asegurar un buen contacto, especialmente en los bordes.
En caso de que el parche despegue, se puede volver a aplicar. Si fuera necesario, se puede aplicar un nuevo parche. En ambos casos, se seguirá la pauta terapéutica original.
Si a la mujer se le olvida aplicar un parche, debe aplicarse un nuevo parche tan pronto como sea posible. El nuevo parche debe aplicarse siguiendo la pauta terapéutica original.
La interrupción del tratamiento puede aumentar la probabilidad de recurrencia de los síntomas.

Niñas: ESTRADERM DOT* no debe usarse en niñas.

MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
Dada la forma de administración, es improbable que se produzca sobredosificación aguda.

Los síntomas de sobredosificación más frecuentes con el uso clínico son la sensibilidad mamaria y las hemorragias vaginales.

Ante la aparición de estos síntomas se puede considerar una reducción de la dosis.

Los efectos de la sobredosificación se pueden contrarrestar rápidamente retirando el parche.

PRESENTACIONES
Cajas con 8 parches de 25 mcg.
Cajas con 8 parches de 50 mcg.

RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. No refrigerar ni congelar.

Una vez abierto o una vez quitado el sobre protector de los parches no se pueden guardar, sino que han de ser aplicados inmediatamente.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN
No se deje al alcance de los niños.
Su venta requiere receta médica.
No se use en el embarazo ni la lactancia.

Para mayor información comuníquese al Centro de Atención a Clientes de Novartis Farmacéutica, S. A. de C. V., Calzada de Tlalpan Núm. 1779, Col. San Diego Churubusco, Coyoacán, C.P. 04120, Tel.: 5420-8685, en el interior de la República: 01 800 718-5459 y/o Altana Pharma, S. A. de C. V.

Hecho en EUA por:
Noven Pharmaceuticals, Inc.
Para:
Novartis Pharma AG, Suiza

Importado y acondicionado por:
Novartis Farmacéutica, S. A. de C. V.

Distribuido por:
ALTANA PHARMA, S. A. de C. V.

Reg. Núm. 441M2002, SSA IV
CEAR-119826/RM2003
2003 NPI: Nov. 2003