ELI LILLY Y COMPAÑÍA DE MÉXICO, S.A. DE C.V.
 
Calz. de Tlalpan Núm. 2024, Col. Campestre Churubusco, Deleg. Coyoacán, 04200, México, D.F.
Tels.: 5484-3900, 5484-3800 y 5484-3600 - Lada sin costo: 01-800-021-4636



ZYPREXA

Tabletas

OLANZAPINA


FORMA FARMACÉUTICA Y FORMULACIÓN
Cada tableta contiene:

Olanzapina..................... 5 y 10 mg


DESCRIPCION
La olanzapina es un agente antipsicótico. ZYPREXA* se presenta en tabletas recubiertas, para administración oral de 5 y 10 mg con el nombre Lilly y un número de identificación impresas.

INDICACIONES TERAPÉUTICAS
ZYPREXA* está indicada para el tratamiento agudo y de mantenimiento de la esquizofrenia y de otras psicosis en las que son predominantes los síntomas positivos (ilusiones, alucinaciones, trastornos en el pensamiento, hostilidad y desconfianza) y/o síntomas negativos (disminución afectiva, aislamiento emocional y social, pobreza de lenguaje).

ZYPREXA* mejora también los síntomas afectivos secundarios frecuentemente asociados con la esquizofrenia y con otras alteraciones relacionadas.

Con un tratamiento continuo, ZYPREXA* es eficaz en el mantenimiento de la mejoría clínica de aquellos pacientes que muestran una respuesta inicial al mismo.

ZYPREXA* como monoterapia o en combinación con litio o valproato está indicada para el tratamiento de manía aguda o episodios mixtos en trastorno bipolar, con o sin características psicóticas, con o sin un curso cíclico ­rápido.

ZYPREXA* está indicada para la prevención de recurrencia de episodios maniacos, mixtos o depresivos, en pacientes con trastorno bipolar.


FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
Farmacodinamia: La olanzapina es un agente antipsicótico que demuestra poseer un perfil farmacológico amplio en un número de sistemas de receptores.

En los estudios preclínicos la olanzapina mostró afinidades por receptores serotoninérgicos 5-HT2A/C, 5 HT3, 5HT6; dopaminérgicos D1, D2, D3, D4, D5; muscarínicos M1-M5; a1 adrenérgicos e histaminérgicos H1.

Los estudios sobre el comportamiento realizados con olanzapina en animales, indican un antagonismo colinérgico, serotoninérgico (5 HT) y dopaminérgico, consistente con el perfil de unión a los receptores.

La olanzapina demostró una mayor ­afinidad in vitro hacia los receptores de serotonina 5 HT2, así como una mayor actividad in vivo de serotonina 5 HT2 comparada con la afinidad y la actividad hacia los receptores D2 de la dopamina.

Los estudios electrofisiológicos demostraron que la olanzapina redujo selectivamente la excitación de las neuronas dopaminérgicas mesolímbicas (A 10), mientras que tenía un escaso efecto sobre las vías estriadas (A 9) involucradas en la función motora.

En un estudio indicativo de actividad antipsicótica, la olanzapina redujo la respuesta de anulación condicionada a dosis inferiores a las que producen catalepsia, efecto indicativo de reacciones motoras secundarias.

A diferencia de otros agentes antipsicóticos, la olanzapina aumentó la respuesta en un ensayo "ansiolítico".

En los dos estudios contra placebo y en dos de los tres estudios comparativos, controlados, con más de 2,900 pacientes esquizofrénicos que presentaban síntomas positivos como negativos, la olanzapina se asoció a una mejoría estadísticamente significativa tanto de los síntomas negativos como de los positivos.

Farmacocinética: La olanzapina se absorbe bien después de su administración oral alcanzando concentraciones plasmáticas máximas entre las 5 y las 8 horas. La absorción no se modifica con los alimentos.

Las concentraciones plasmáticas de olanzapina fueron lineales y proporcionales a la dosis, en los estudios que evaluaron dosis de 1 a 20 mg.

La olanzapina se metaboliza en el hígado a través de vías de conjugación y de oxidación.

El metabolito circulante más importante es el 10-N-glucurónido que teóricamente no atraviesa la barrera hematoencefálica.

Las enzimas CYP1A2 y CYP2D6 del citocromo P-450 contribuyen a la formación de los metabolitos N-desmetil y 2-hidroximetil, que en los estudios en animales, manifestaron una actividad farmacológica in vivo significativamente menor que la olanzapina.

La actividad farmacológica predominante es de la olanzapina original.

Después de la administración oral, la vida media de eliminación promedio de olanzapina en sujetos sanos fue de 33 horas (21 a 54 horas del 5 al 95° percentil) y la depuración plasmática promedio fue de 26 l/h (12 a 47 l/h del 5 al 95° percentil).

La farmacocinética de olanzapina varió con relación a tabaquismo, sexo y edad.

El cuadro siguiente resume los efectos:





Aunque el tabaquismo, el sexo y en menor grado la edad pueden afectar la vida media y la depuración de olanzapina, la magnitud del impacto de esos factores es pequeña en comparación con la variabilidad general entre individuos.

No hubo diferencias significativas en el promedio de la vida media de eliminación o en la depuración plasmática de olanzapina en pacientes con insuficiencia renal severa en comparación con sujetos con función renal normal.

Aproximadamente 57% de la olanzapina radiomarcada se excreta en la orina, principalmente en forma de metabolitos.

En pacientes fumadores con disfunción hepática leve presentaron disminución en la depuración en forma similar a los sujetos sanos no fumadores sin disfunción hepática. La unión a proteínas plasmáticas de la olanzapina fue de aproxima­damente 93% sobre el rango de concentración de alrededor de 7 hasta aproximadamente 1,000 ng/ml. La olanzapina se une predominantemente a albúmina y a la glicoproteína-a1-­ácida.

En un estudio con sujetos caucásicos, japoneses y chinos, no hubo diferencias en los parámetros farmaco­cinéticos entre las tres poblaciones. La isoforma CYP2D6 del citocromo P-450 no afecta el metabolismo de la olanzapina.


CONTRAINDICACIONES
ZYPREXA* está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad conocida al medicamento o a alguno de los componentes de la ­fórmula.

PRECAUCIONES GENERALES
Pruebas de función hepática: Ocasionalmente se han observado elevaciones transitorias y asintomáticas de las transaminasas hepáticas TGP y TGO, especialmente en fases tempranas del tratamiento. Aunque raros, se han recibido reportes de hepatitis.

Se debe de tener precaución en pacientes con elevaciones de TGO y/o TGP con signos y síntomas de lesión hepática, en pacientes con ­condiciones preexistentes asociadas con reserva hepática funcional limitada y en pacientes que estén siendo tratados con medicamentos potencialmente hepato­tóxicos.

En caso de elevación de TGO y/o TGP durante el tratamiento, se debe realizar seguimiento y considerarse una reducción de la dosis.

Eventos adversos cerebrovasculares (EACV) incluyendo accidente vascular cerebral en pacientes:

Ancianos con demencia: Se han reportado eventos adversos cerebrovasculares (por ejemplo, accidente vascu­lar cerebral o ataque de isquemia transitoria) incluyendo muertes, en estudios de olanzapina en pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia. En estudios controlados con placebo, hubo una mayor incidencia de EACV en pacientes tratados con olanzapina comparados con pacientes que recibieron placebo (1.3 vs 0.4%, respectivamente). Todos los pacientes que experimentaron un evento cerebrovascular tenían factores de riesgo preexistentes que se conoce están asociados con un mayor riesgo de EACV (por ejemplo, antecedentes de un EACV perevio o ataque de isquemia transitoria, hipertensión, tabaquismo) y presentaban condiciones médicas y/o recibían medicamentos concomitantes que tenían una asociación temporal con EACV. La olanzapina no está aprobada para el tratamiento de pacientes con psicosis relacionada con demencia.

Convulsiones: La olanzapina se debe utilizar con precaución en aquellos pacientes que tienen antecedentes de convulsiones, o que están sujetos a factores que pueden disminuir el umbral convulsivo. Con rareza se han reportado convulsiones en dichos pacientes cuando se tratan con olanzapina.

Actividad anticolinérgica: La experiencia durante los estudios clínicos mostró una baja incidencia de efectos anticolinérgicos. Sin embargo, dado que la experiencia clínica con olanzapina en pacientes con enfermedades concomitantes es limitada, se recomienda precaución al prescribirla en pacientes con hipertrofia de próstata, íleo paralítico, glaucoma de ángulo cerrado, o condiciones similares, con importancia clínica.

Antagonismo dopaminérgico: La olanzapina muestra in vitro un antagonismo frente a la dopamina, por lo que en teoría, puede antagonizar los efectos de la levodopa, de los agonistas dopaminérgicos, así como de otros agentes antipsicóticos.

Actividad general sobre el SNC: Dado los efectos primarios de la olanzapina sobre el SNC, se debe tener precaución adicional cuando se toma olanzapina en combinación con otros fármacos de acción central, incluyendo al alcohol.

Hiperglucemia y diabetes mellitus: Existe un incremento en la prevalencia de diabetes en pacientes con esquizofrenia. Al igual que sucede con algunos otros antipsicóticos, aunque rara vez, se han reportado hiperglucemia, exacerbación de diabetes preexistente, cetoacidosis y coma. No se ha establecido ninguna relación de causalidad entre esos eventos y los antipsicóticos. Se recomienda una vigilancia clínica adecuada en pacientes diabéticos y en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de diabetes.

Efectos sobre la capacidad para conducir y manejar maquinaria: Se debe aconsejar a los pacientes que extremen las medidas de precaución al manejar maquinaria, incluyendo vehículos de motor, mientras están en tratamiento con olanzapina, ya que ésta puede producir somnolencia.

Advertencias:

Síndrome neuroléptico maligno (SNM): El SNM, un síndrome potencialmente fatal, se asocia con medicamentos antipsicóticos, incluyendo olanzapina. Las manifesta­ciones clínicas del SNM son hiperpirexia, rigidez ­muscular, alteración del estado mental y evidencia de inestabilidad del sistema nervioso autónomo (pulso o presión arterial irregulares, taquicardia, diaforesis y arritmias cardiacas). Los signos adicionales pueden incluir elevación de la creatinfosfocinasa, mioglobinuria (rabdo­miólisis) e insuficiencia renal aguda.

Las manifestaciones clínicas del SNM o la aparición de fiebre elevada sin manifestaciones clínicas del SNM obligan a la interrupción de todos los fármacos antipsicóticos, incluida la olanzapina.

Discinesia tardía (DT): En estudios comparativos con haloperidol con una duración mayor de 6 semanas, la olanzapina se asoció con una incidencia estadísticamente significativamente menor de discinesia derivada del tratamiento.

Sin embargo; debido a que el riesgo de discinesia tardía aumenta con la exposición a los medicamentos antipsicóticos por largo plazo, se debe considerar la reducción de la dosis o la suspensión del tratamiento en caso de que aparezcan signos o síntomas de discinesia tardía en un paciente.

Estos síntomas pueden empeorar con el tiempo o incluso aparecer después de la suspensión del tratamiento.

Experiencia de seguridad en pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia: En pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia, no se ha establecido la eficacia de olanzapina. En estudios clíni­cos de pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia, la incidencia de muerte en pacientes tratados con olanzapina fue significativamente mayor que la de los pacientes que recibieron placebo (3.5 vs 1.5% respectivamente).

Después de ajustar las diferencias en la duración del tratamiento, la tasa de mortalidad ajustada a la exposición en los pacientes tratados con olanzapina, no fue significativamente diferente que la de los pacientes que recibieron placebo.

Los factores de riesgo que pueden predisponer a esta población de pacientes a un incremento en la mortalidad cuando se tratan con olanzapina, incluyen edad igual o mayor a 80 años, sedación, uso concomitante de benzodiazepinas, o presencia de condiciones pulmonares (por ejemplo, nemumonía con o sin aspiración).


RESTRICCIONES DE USO DURANTE EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA
No existen estudios adecuados ni bien controlados sobre la utilización de olanzapina en las mujeres embarazadas. Las pacientes deben ser advertidas para que notifiquen a su médico si quedan embarazadas o si tienen intención de embarazarse mientras están en tratamiento con olanzapina.

Debido a la limitada experiencia en humanos, este fármaco sólo se debe utilizar durante el embarazo cuando los posibles beneficios justifiquen el posible riesgo para el feto.

En un estudio en mujeres sanas en periodo de lactancia, la olanzapina se excretó en la leche materna. Se calculó que la exposición promedio del infante (mg/kg) en estado estable fue de 1.8% de la dosis materna de olan­zapina. Se debe aconsejar a las pacientes en tratamiento con olanzapina el no amamantar a sus hijos.


REACCIONES SECUNDARIAS Y ADVERSAS
Los únicos efectos adversos muy frecuentes (³ 10%) asociados con el uso de olanzapina en los estudios clínicos, fueron somnolencia y aumento de peso. Las concentraciones plasmáticas de prolactina se elevaron en 34% de los pacientes tratados con olanzapina, pero dichas elevaciones fueron leves y transitorias (promedio final no por arriba del límite superior normal y sin diferencia ­estadísticamente significativa en comparación con placebo) y las manifestaciones clínicas asociadas (por ejemplo, ginecomastia, galactorrea y agrandamiento de mamas) fueron raras. En la mayoría de los pacientes, los niveles volvieron a lo normal sin suspender el tratamiento.

Los eventos adversos comunes (<10 y ³ 1%) asociados con el uso de olanzapina en los estudios clínicos incluyeron vértigo, astenia, acatisia, aumento del apetito, edema periférico, hipotensión ortostática, boca seca y constipación.

Efectos adversos en poblaciones especiales: Efectos adversos muy frecuentes (³ 10%) asociados con el uso de olanzapina en estudios clínicos en pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia fueron marcha anormal y caídas. Efectos adversos frecuentes (< 10 y ³ 1%) asociados con el uso de olanzapina en pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia fueron incontinencia urinaria y neumonía. En los estudios clínicos en los pacientes con psicosis inducida por medicamentos (agonistas dopaminérgicos) asociada con enfermedad de Parkinson, se reportó frecuentemente, y con mayor frecuencia que con placebo, el empeoramiento de la sintomatología del Parkinson. También se reportaron alucinaciones con una frecuencia mayor a la del placebo. En estos estudios, se requirió que los pacientes estuvieran estables con la menor dosis efectiva posible del medicamento antiparkinsónico (agonistas dopaminérgicos) antes del inicio del estudio, y permanecer con los mismos medicamentos antiparkinsónicos a las mismas dosis a lo largo de los estudios. La olanzapina se inició a dosis de 2.5 mg/día, con ajustes hasta un máximo de 15 mg/día con base en el juicio del investigador.

El siguiente cuadro resume los principales eventos adversos y su frecuencia identificados durante los estudios clínicos y/o después de la comercialización.









El siguiente cuadro resume términos adicionales de eventos adversos y su frecuencia, identificados sólo durante los estudios clínicos en pacientes con psicosis inducida por medicamentos (agonistas dopaminérgicos) asociada con enfermedad de Parkinson.





El siguiente cuadro resume términos adicionales de eventos adversos y su frecuencia, identificados sólo durante los estudios clínicos en pacientes ancianos con psicosis relacionada con demencia.




El siguiente cuadro resume términos adicionales de eventos adversos y sus frecuencias, identificados sólo durante los estudios clínicos en pacientes con manía bipolar en pacientes que recibieron olanzapina en combinación con litio o valproato.




INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS Y DE OTRO GÉNERO
El metabolismo de la olanzapina puede verse afectado por los inhibidores o inductores de las isoformas del citocromo P-450, específicamente con actividad CYP1A2. La depuración de olanzapina se incrementó con el tabaquismo y la coadministración de carbamazepina.

El tabaquismo y la carbamazepina inducen actividad de CYP1A2. Los inhibidores potentes conocidos de la actividad CYP1A2 pueden disminuir la depuración de olanzapina. La olanzapina no es un inhibidor potente de la actividad CYP1A2.

La farmacocinética de la teofilina, un medicamento metabolizado principalmente por CYP1A2, no se ve alterada por la olanzapina.

En estudios clínicos realizados con dosis únicas de olanzapina, no se hizo evidente la inhibición del metabolismo de imipramina o su metabolito desipramina (CYP2D6, CYP3A, CYP1A2), warfarina (CYP2C19), teofilina (CYP1A2) o diazepam (CYP3A4, CYP2C19). Olanzapina no exhibió interacción al administrarse de manera concomitante con litio o biperiden.

Las concentraciones en estado estable de olanzapina no tuvieron efecto sobre la farmacocinética del etanol. Sin embargo, pueden ocurrir efectos aditivos farmacológicos como un incremento en la sedación cuando se ingieren etanol y olanzapina en forma concomitante.

La administración de dosis únicas de antiácidos (aluminio, magnesio) o cimetidina no afectó la biodisponibilidad oral de olanzapina. La administración concomitante de carbón activado redujo la biodisponibilidad oral de olanzapina entre 50 y 60%.

La fluoxetina (dosis única de 60 mg o dosis diaria de 60 mg durante 8 días) ocasiona una media de incremento de 16% en la concentración máxima de olanzapina, y una media de disminución de 16% en la depuración de olanzapina.

La magnitud del impacto de este factor es pequeña en comparación con la variabilidad total entre individuos, por lo que no se acostumbra recomendar en forma rutinaria la modificación de la dosis.

La fluvoxamina, un inhibidor de CYP1A2, disminuye la depuración de olanzapina.

Esto origina un incremento promedio después de la administración de fluvoxamina de 54% en la concentración máxima de olanzapina en mujeres no fumadoras y de 77% en hombres fumadores.

El incremento promedio en el AUC de olanzapina es 52 y 108% respectivamente.

Se deben considerar dosis menores de olanzapina en pacientes que reciben tratamiento concomitante con fluvoxamina.

Los estudios in vitro utilizando microsomas hepáticos humanos mostraron que olanzapina tiene poco potencial para inhibir la glucuronización de valproato, la cual es su vía metabólica principal.

Lo que es más; se encontró que el valproato tiene poco efecto sobre el metabolismo de la olanzapina in vitro.

La administración concomitante diaria in vivo de 10 mg de olanzapina por 2 semanas no afectó las concentraciones en estado estable de valproato.

Por lo tanto, la administración concomitante de olanzapina no requiere del ajuste de la dosis de valproato.

La absorción de la olanzapina no se ve afectada por los alimentos.

En estudios in vitro con microsomas hepáticos humanos, la olanzapina mostró un bajo potencial para inhibir las isoformas del citocromo P-450 CYP1A2, CYP2C9, CYP2C19, CYP2D6 y CYP3A.


ALTERACIONES EN LOS RESULTADOS DE PRUEBAS DE LABORATORIO
Ocasionalmente se observaron elevaciones transitorias y asintomáticas de las transaminasas hepáticas ALAT/TGP y ASAT/TGO. Ocasionalmente se han observado eosinofilia asintomática.

Ocasionalmente se observaron en los estudios clínicos y en forma aleatoria, niveles plasmáticos de glucosa ³ a los 200 mg/dl (sugestivos de diabetes potencial) así como de 160 mg/dl, pero menores de 200 mg/dl (sugestivos de hiperglucemia potencial) en pacientes con niveles basales £ de 140 mg/dl.

En estudios clínicos de pacientes tratados con olanzapina con niveles aleatorios basales de triglicéridos < de 150 mg/dl (n = 659), el 0.5% de los pacientes mostró niveles de triglicéridos ³ 500 mg/dl en algún momento durante los estudios.

En los mismos estudios, los pacientes tratados con olanzapina (n = 1,185) tuvieron un incremento promedio de 20 mg/dl en los niveles de triglicéridos a partir de un valor basal de 175 mg/dl.

En estudios controlados con placebo, los pacientes tratados con olanzapina con niveles aleatorios basales de colesterol < 200 mg/dl (n = 1,034) mostraron niveles de colesterol ³ 240 mg/dl en algún momento durante los estudios con una frecuencia mayor que los pacientes tratados con placebo (n = 602; 3.6% vs 2.2%, respectivamente).

En esos mismos estudios, los pacientes tratados con olanzapina (n = 2,528) tuvieron un incremento promedio de 0.4 mg/dl en los niveles de colesterol a partir de un valor basal de 203 mg/dl, lo cual fue significativamente diferente en comparación con los pacientes tratados con placebo (n = 1,415) que mostraron una disminución promedio de 4.6 mg/dl a partir de un valor basal de 203 mg/dl.


PRECAUCIONES EN RELACIÓN CON EFECTOS DE CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS, TERATOGÉNESIS Y SOBRE LA FERTILIDAD
Basado en los resultados en ratas y ratones, se concluyó que la olanzapina no es carcinogénica.

Los hallazgos significativos en los estudios de oncogenicidad se limitaron a un incremento en la incidencia de adenocarcinoma mamario en ratas y ratones hembra.

Éste es un hallazgo común en roedores tratados con agentes que incrementan la secreción de prolactina y no tiene ninguna importancia directa en humanos.

La olanzapina no mostró ser mutagénica en una amplia gama de pruebas estándar, que incluyeron pruebas de mutación bacteriana y pruebas in vitro e in vivo en mamíferos.

En estudios en animales la olanzapina no mostró efectos teratogénicos. La sedación afectó el desempeño de apareo en ratas macho. Los ciclos estrales fueron afectados a dosis de 1.1 mg/kg (3 veces la dosis máxima en humanos) y los parámetros de reproducción se vieron influenciados en las ratas a las cuales se administraron 3 mg/kg (9 veces la dosis máxima en humanos).

En las crías de ratas que recibieron olanzapina, se observaron retardo en el desarrollo fetal y una reducción transitoria en los niveles de actividad fetal.

En estudios en animales con olanzapina, los principales hallazgos hematológicos fueron citopenias periféricas reversibles en perros, individuales a los que se administraron dosis elevadas de olanzapina (24 a 30 veces la dosis máxima diaria en humanos), disminuciones en linfocitos y neutrófilos en ratones, relacionadas con la dosis, y linfopenia secundaria a un estado nutricional deficiente en ratas.

Unos cuantos perros tratados con 24 a 30 veces la dosis máxima diaria en humanos desarrollaron neutropenia reversible o anemia hemolítica reversible entre 1 y 10 meses de tratamiento.

Los efectos sobre los parámetros hematológicos en cada especie involucraron únicamente células sanguíneas circu­lantes, sin evidencia de citotoxicidad a nivel de médula ósea en las especies examinadas.


DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN
Esquizofrenia y trastornos relacionados: La dosis inicial recomendada de ZYPREXA* es de 10 mg administrados una vez al día, la cual se puede administrar independientemente de las comidas dado que su absorción no se afecta por los alimentos.

El rango de dosificación de ZYPREXA* varía de 5 a 20 mg por día. La dosis diaria se debe ajustar en función del estado clínico del paciente.

Sólo se recomienda aumentar la dosis por encima de la dosis habitual de 10 mg, después de realizar una evaluación clínica adecuada.

Manía aguda asociada con trastorno bipolar: La dosis inicial recomendada de ZYPREXA* es de 15 mg administrados una vez al día como monoterapia o 10 mg una vez al día en terapia combinada con litio o valproato.

La dosis se puede administrar independientemente de las comidas dado que su absorción no se ­afecta por los alimentos.

El rango de dosificación de ZYPREXA* varía de 5 a 20 mg por día. La dosis diaria se debe ajustar en función del estado clínico del paciente.

Sólo se recomienda aumentar la dosis por encima de la dosis inicial después de realizar una evaluación clínica adecuada y por lo general se debe de realizar en intervalos no menores de 24 horas.

Terapia de mantenimiento en trastorno bipolar: Los pacientes que han estado recibiendo ZYPREXA* para manejo de manía aguda, deben en un inicio, continuar con la misma dosis como terapia de mantenimiento en trastorno bipolar.

Para pacientes ya en remisión, la dosis de inicio sugerida de ZYPREXA*, es de 10 mg una vez al día. La dosis diaria debe ser ajustada posteriormente en funcióin del estado clínico del paciente, dentro de un rango de 5 a 20 mg por día. ZYPREXA* se puede administrar independientemente de las comidas dado que su absorción no se afecta por los alimentos.

Consideraciones generales para dosificación en poblaciones especiales: En pacientes geriátricos una dosis de inicio inferior a 5 mg diarios puede considerarse cuando la situación clínica lo justifica.

Se debe de considerar una dosis inicial de 5 mg para pacientes con insuficiencia renal severa o insuficiencia hepática moderada.

Se debe considerar disminuir la dosis de inicio en pacientes que presentan una combinación de factores (sexo femenino, edad geriátrica, no fumadores), los cuales pueden disminuir el metabolismo de la olanzapina. La olanzapina no se ha estudiado en menores de 18 años de edad. La olanzapina oral no está indicada para el tratamiento de pacientes con demencia.


MANIFESTACIONES Y MANEJO DE LA SOBREDOSIFICACIÓN O INGESTA ACCIDENTAL
Los síntomas que más frecuentemente se reportan con la sobredosis de olanzapina (incidencia ³ 10%) incluyen taquicardia, agitación/agresividad, disartria, diversos síntomas extrapiramidales y disminución en los niveles de conciencia que van de la sedación al coma.

Otras secuelas de importancia médica de la sobredosis de olanzapina incluyen delirio, convulsiones, probable síndrome neuroléptico maligno, depresión respiratoria, aspiración, hipertensión o hipotensión, arritmias cardiacas (< 2% de los casos de sobredosis) y falla cardio­pulmonar.

Se han reportado muertes por casos agudos de sobredosis de olanzapina tan bajos como 450 mg, pero también se ha reportado sobrevida después de sobredosis aguda con 1,500 mg.

Manejo de la sobredosis: No hay un antídoto específico para la olanzapina. No se recomienda la inducción del vómito. Los procedimientos estándar para el manejo de la sobredosis pueden estar indicados (lavado gástrico, administración de carbón activado).

La administración concomitante de carbón activado ha demostrado reducir la biodisponibilidad oral de la olanzapina entre 50 a 60%.

El tratamiento sintomático y el monitoreo de la función de los órganos vitales deben ser instituidos de acuerdo con la presentación clínica, incluyendo el tratamiento del colapso circulatorio y la hipotensión y el soporte de la función respiratoria.

No se deben utilizar epinefrina, dopamina ni otros agentes simpaticomiméticos con acción beta-agonista dado que la estimulación beta puede empeorar la hipotensión.


PRESENTACIONES
ZYPREXA* tabletas 5 mg. Caja con 14 tabletas.

ZYPREXA* tabletas 10 mg. Caja con 7 y 14 tabletas.



RECOMENDACIONES SOBRE ALMACENAMIENTO
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C y en lugar seco.
Protéjase de la luz y la humedad.

LEYENDAS DE PROTECCIÓN
Su venta requiere receta médica.
No se deje al alcance de los niños.
Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C y en lugar seco.
La administración de este medicamento durante el embarazo queda bajo responsabilidad del médico.
Literatura exclusiva para médicos.

Hecho en México por:

ELI LILLY Y COMPANÍA DE MÉXICO, S. A. DE C. V.

Reg. Núm. 236M97, SSA IV

KEAR-05330020451134/RM2005

CDS. 24-Sept-2005